Editoriales Avvenire92

 

 

En esta categoría se inluyen los editoriales de Luigino Bruni publicados en Avvenire a partir de julio de 2011.

 

 

Las arenas movedizas de las ilusiones

El alba de la medianoche/23 – Aceptar la verdad es reconciliarse, no resignarse

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (38 KB) el 24/09/2017

170917 Geremia 23 1 ridCasandra: «¿He errado el tiro o doy en la diana como un buen arquero? ¿Soy acaso una falsa profetisa charlatana que llama a la puerta? Testifica a mi favor y jura que conozco los crímenes antiguos de esta casa (...) De nuevo el terrible esfuerzo de vaticinar la verdad me agita y me turba con sus siniestros preludios»

Esquilo, Agamenón

Cuando hemos cultivado una gran ilusión en nuestra vida, siempre resulta complicado y extremadamente doloroso gestionar la desilusión. Cuando, además, hemos vivido ese tiempo de ilusión de buena fe y durante muchos años y vislumbramos el día de la posible desilusión, casi siempre preferimos quedarnos en la ilusión. Llamar a la ilusión por su verdadero nombre implica tener que pronunciar palabras que duelen demasiado si se dicen hasta el fondo: fracaso, (auto)engaño, inmadurez, manipulación. Sin embargo, deberíamos entender que la ilusión solo puede florecer bien en la desilusión, y vivirla como un bendito paso necesario para dar buenos frutos, antes de concluir en la verdad nuestro viaje bajo el sol.

Leer más...

El don del segundo relato

El alba de la medianoche/22 – La vida que renace no es una simple copia de la vida quemada

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (40 KB) el 17/09/2017

170917 Geremia 22 rid«Si leo un libro y todo mi cuerpo se vuelve tan frío que ningún fuego consigue calentarlo, sé que es poesía»

Emily Dickinson, cartas

La escritura también puede ser una actividad espiritual. Escribimos de muchas maneras, por muchos motivos. Escribimos cosas muy distintas. Pero siempre ha habido y habrá personas que escriben porque han oído y acogido un mandato interior. Los poetas lo saben muy bien. Escriben para responder a una voz que habla y llama, y su poesía se convierte en fruto del “sí” a una encarnación. Nos dicen que la escritura es segunda, porque antes de ella está el don de la voz, la palabra y el espíritu. Hay muchas palabras pronunciadas, incluso palabras grandes e inmensas, que nunca llegan a ser palabras escritas. Pero no hay escritos grandes e inmensos que antes no hayan sido susurrados en el alma por una palabra. Esta dimensión vocacional y espiritual de la palabra escrita hace que nuestras otras palabras, escritas sin vocación, puedan ser, misteriosamente, verdaderas o al menos no completamente falsas.

Leer más...

El canto del arameo errante

El alba de la medianoche/21 – La verdad de la vida y la salvación se encuentran en el camino

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (54 KB) el 10/09/2017

170910 Geremia 21 2 rid«Aunque no la leas, estás en la Biblia»

E. Canetti, El corazón secreto del reloj

Cuando una comunidad vive una crisis profunda, larga y de resultado incierto, lo que verdaderamente está en juego es el nexo entre el pasado y el futuro. Porque si bien es cierto que solo un buen futuro convierte el pasado en bendición, rescatándolo y liberándolo de la trampa de la nostalgia, no es menos cierto que sin una buena historia de ayer que contar hoy, tampoco tenemos palabras nuevas para hablar de un mañana bueno y creíble. Las crisis individuales y colectivas implican carestía de futuro y carestía de pasado, porque la amistad entre pasado y futuro es la que hace bello y fecundo el presente, en todas las etapas de la vida. Incluso cuando el ocaso se acerca y la sombra del pasado se hace muy alargada. Los recuerdos nos alimentan y nos acompañan siempre. Pero el pasado, por grande y estupendo que haya sido, no es suficiente para vivir el presente. Debemos esperar una nueva palabra, esperar ver el rostro de una hija que vendrá de nuevo hoy, o esperar ver, al fin, el rostro de Dios anhelado durante toda una vida. Para vivir bien en tiempos de crisis es indispensable tener un futuro capaz de entusiasmar, y éste florece a partir de un presente reconciliado con el pasado vivido como don y promesa, más allá de las heridas, los desengaños y los fracasos. En la justa reciprocidad entre raíces y yemas, entre bereshit y eskaton, se encuentra la verdadera posibilidad para seguir generando vida y futuro ahora.

Leer más...

El rescate de la promesa

El alba de la medianoche/20 – La gratuidad prepara el futuro y nos salvará a todos

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (42 KB) el 03/09/2017

170903 Geremia 20 rid«Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol»

Martin Luther King

Después de los grandes capítulos de las consolaciones, bendiciones y promesas; después del anuncio de la Nueva Alianza, el libro de Jeremías vuelve a la crónica del asedio de los babilonios y de la inminente conquista y destrucción de Jerusalén (año 587). Son días terribles, que nos acompañarán hasta el final del libro, donde la profecía y la vida del profeta alcanzarán su cumplimiento. Baruc, compañero fiel y secretario de Jeremías, cuyo nombre aparece por primera vez en el texto, es quien nos cuenta los hechos y las palabras. Pero volvamos a la historia: Jeremías es prisionero del rey Sedecías. La acusación ya la conocemos, porque se refiere al corazón mismo de su misión profética: «Tú has profetizado: “Así dice el Señor: Yo entregaré esta ciudad en manos del rey de Babilonia, para que la conquiste” » (Jeremías 32,3). Las profecías de Jeremías, negadas por los falsos profetas, los jefes del pueblo y los sacerdotes del templo, se están realizando.

Leer más...

La reciprocidad más grande

El alba de la medianoche/19 – Juntos, en el pacto-comunión que cambia la historia

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (49 KB) el 27/08/2017

170827 Geremia 19 rid«Más tarde hice la experiencia, y la sigo haciendo actualmente, de que solo en la plena intramundanidad de la vida aprendemos a creer. Cuando uno ha renunciado por completo a llegar a ser algo – un santo, un pecador convertido o un hombre de iglesia, un justo o un injusto, un enfermo o un sano –, a eso lo llamo intramundanidad»

D. Bonhoeffer, Carta del 21 de julio de 1944

Probablemente el don más grande es el don de la esperanza. Es un bien primario. Podemos llenarnos hasta la saciedad de cosas que nos proporcionan todo tipo de confort y sin embargo morir desesperados. Es posible siempre, pero sobre todo cuando cruzamos desiertos y la tierra prometida se nos antoja inalcanzable y el exilio infinito. Cuando alguien nos da una esperanza verdadera y no vana, lo primero que hace es mirar nuestra desesperación a los ojos, atravesarla y hacerla suya. Luchar contra las falsas esperanzas, cargar con todas las consecuencias y heridas de la lucha, resistir ante a esa dimensión de la pietas humana que lleva a muchos a ceder a la tentación de ofrecer falsos consuelos a los demás y a uno mismo. Los profetas, desde el centro de la noche, anuncian un alba verdadera, que todavía no vemos pero podemos entrever con sus ojos. Es como cuando un amigo nos habla del paraíso mientras todo a nuestro alrededor solo habla desde hace tiempo de muerte y vanitas. Ese día, por fin, el paraíso nos parece verdadero, más allá de los paraísos artificiales que nos engañaron en la edad de la ilusión. Y todo, finalmente, es gracia, todo charis, todo gratuidad: «Te devolveré la salud, te curaré las heridas» (Jeremías 30,17).

Leer más...

Un exilio que es una bendición

El alba de la medianoche/18 – La humanidad y el poder de los imperios visibles e invisibles

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (54 KB) el 20/08/2017

170820 Geremia 18 rid«El mundo entero es un exilio para los verdaderos sabios. Es débil aquel que solo se siente atraído por su dulce patria; ya es fuerte aquel que en cualquier lugar se encuentra en suelo patrio; pero es perfecto aquel que en cualquier parte del mundo se siente desterrado»

Hugo de San Víctor Didascalicon, siglo XII

«Arrancar y arrasar, destruir y demoler» son las palabras que oyó resonar Jeremías el día de su vocación profética. Pero junto a ellas oyó otras dos, distintas y complementarias: «edificar y plantar» (Jeremías 1,10). Para no ser falsos profetas no basta anunciar escenarios tenebrosos de desventura. La tierra está llena de personas que dibujan, a veces incluso de buena fe, un presente y un futuro desesperanzados, simplemente para canalizar el consenso de muchos desesperados que se alimentan de desesperación. Jeremías no engaña a sus conciudadanos prometiéndoles un bienestar y una paz imaginarios. Pero, mientras profetiza esta verdad amarga e incómoda, sabe decir palabras de verdadera y sublime esperanza.

Leer más...

La profecía nunca tiene incentivos

El alba de la medianoche/17 – Es fundamental reconocer a los que usan el pasado para matar el futuro

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (60 KB) el 13/08/2017

170813 Geremia 17 rid«No respondas al necio según su necedad, no sea que tú también te vuelvas como él. Responde al necio según su necedad, no vaya a creerse que es un sabio»

Proverbios 26

La palabra trabajo viene del latín trepalium: el yugo con el que se uncían los animales. Se trataba de una viga de madera silueteada, con cuerdas y lazos, que recordaba el brazo horizontal de la cruz. Con el tiempo, el yugo se convirtió en un símbolo de la sumisión de animales y personas y de la esclavitud. Los pueblos conquistan la libertad y la justicia cuando rompen el yugo de la esclavitud y se liberan de sus fatigas y tribulaciones. A nadie le gusta estar subyugado, sometido por otros al yugo. Solo el mensaje subversivo y radical de Jesús de Nazaret podía usar la imagen de un yugo para expresar el lazo de unión con sus discípulos: ligero y suave, pero yugo al fin y al cabo. Es probable que el evangelista, al usar esta imagen paradójica, tuviera en mente a Jeremías: «El Señor dirigió la palabra a Jeremías: “Así dice el Señor: Hazte unas coyundas y un yugo y encájatelo en el cuello”» (Jeremías 27,1-2).

Leer más...

Más allá de los desiertos de palabras traicionadas

El alba de la medianoche/16 – Reconocer y enriquecer a la familia profética de la tierra

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (49 KB) el 06/08/2017

170806 Geremia 16 rid«Una vez, el rabí Moshé de Kobryn dijo: “Veo que las palabras que dije no llegaron al corazón de uno solo de vosotros. Y si me preguntáis cómo lo sé, puesto que no soy profeta ni hijo de profeta, os explicaré la razón. Las palabras que vienen del corazón van al corazón con toda su verdad. Pero si no encuentran un corazón que las reciba, Dios se apiada del que las dijo: No permite que sigan errando por el espacio, sino que las hacer retornar al corazón del que partieron”. (…) Poco tiempo después de la muerte de Rabí Moshé, uno de sus amigos dijo: “Si hubiera habido alguien a quien pudiera hablar, todavía estaría vivo”»

Martin Buber, Cuentos jasídicos

Aunque cada profeta tenga una personalidad única y un nombre propio, la profecía es una experiencia colectiva. Forma una comunidad, una tradición. Los recién llegados continúan la misma carrera, combaten las mismas batallas, dan palabras nuevas a la misma voz. Todo profeta verdadero es generado por los profetas que le precedieron y alimenta a los que vendrán después de él. Esta cadena de generación espiritual está en la raíz de la fidelidad a la palabra. Cada profeta sabe que está escribiendo un capítulo de un libro que otros/as se encargarán de completar. Sabe que si a ese capítulo le faltan palabras, o si las que contiene son parciales y enmendadas, aquellos que continúen la escritura recibirán un material adulterado y no tendrán a su disposición las palabras necesarias para poder escribir las suyas, y el final será más pobre y equivocado.

Leer más...

El canto de las voces distintas

El alba de la medianoche/15 – La altura de Dios nos salva de decir solo nuestros sueños.

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (44 KB) el 30/07/2017

170730 Geremia 15 rid«Desde la imagen tensa / vigilo el instante / con la inminencia de la espera – / y no espero a nadie:
En la sombra encendida / espío la campana / que imperceptible expande / un polen de sonido – / y no espero a nadie:
Entre cuatro paredes / estupefactas de espacio / más que un desierto / no espero a nadie:
Mas debe venir, / vendrá, si resisto / a retoñar sin ser visto, / vendrá de improviso, / cuando menos lo advierta:
Vendrá como perdón / de cuanto trae muerte, / vendrá como certeza / de su tesoro y el mío,
vendrá como alivio / de mis penas y las suyas, / vendrá, acaso ya viene / su susurro.»

Clemente Rebora, Desde la imagen tensa

La profecía falsa, aunque de buena fe, es probablemente la que más abunda bajo el sol y una de las más peligrosas. Siempre ha habido y sigue habiendo profetas de mala fe, que no prestan su voz a ninguna voz y lo saben bien. Pero también hay falsos profetas de buena fe, que tampoco prestan su voz a ninguna voz, pero no lo saben y confunden la “voz de Dios” con sus propias fantasías, emociones y pensamientos. No todos los falsos profetas son truhanes o estafadores. Algunos de ellos son personas auto-convencidas de ser profetas, aunque no lo sean.

Leer más...

El don nuevo del Dios fiel

El alba de la medianoche/14 – Solo un Padre que no es indiferente ofrece misericordia

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (62 KB) el 23/07/2017

170723 Geremia 14 rid«Hermano ateo, que piensas con nobleza, y buscas a un Dios que yo no sé darte, atravesemos juntos el desierto. De desierto en desierto, más allá de la jungla de las fes, vayamos libres y desnudos, hacia el desnudo Ser, y allí, donde la palabra muere, acabe nuestro camino»

Davide Maria Turoldo, Cantos Últimos

Podríamos narrar la vida como la historia de sus crisis. La Biblia está llena de historias así, pero no nos damos cuenta porque en los textos bíblicos buscamos verdad, palabras religiosas y consuelo. De este modo, nos perdemos las páginas más grandes de la Biblia, que solo se abren cuando conseguimos llegar hasta los hombres y las mujeres que están detrás de las palabras de YHWH, a los seres enteramente humanos que las pronunciaron. La palabra de la Biblia no nos cambia si no nos dejamos tocar en la carne por sus hombres y sus mujeres, si no les damos permiso para que entren en las estancias más íntimas de nuestra alma, como personas concretas, con un nombre y una historia, con heridas, dudas y maldiciones. Demasiadas veces la Biblia nos salva poco o nada porque poco o nada nos dejamos tocar por ella.

Leer más...

Verdad hasta la médula de la vida

El alba de la medianoche/13 – Cómo Dios nutre y cambia para siempre nuestra existencia.

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (47 KB) el 16/07/2017

170716 Geremia13 rid«Mi alma se refugia siempre en el Antiguo Testamento y en Shakespeare. Allí al menos se siente algo. Allí hay hombres que hablan. Allí se odia. Allí se ama, se mata al enemigo, se maldice a los descendientes por todas las generaciones. Allí se peca»

Soren Kierkegaard, citado en Scipio Slataper, Ibsen

El libro de Jeremías marca un nuevo estadio en la conciencia humana, un salto en el proceso de humanización, una verdadera innovación antropológica y espiritual. Todo el libro, pero sobre todo las confesiones. Si le damos permiso para entrar en lo íntimo de nuestra conciencia y estamos dispuestos a asumir su gran coste, aquella antigua innovación puede volver a realizarse, aquí y ahora.

Desde el primer capítulo de su libro, Jeremías ha ido alternando el contenido de su misión profética con sus confesiones íntimas, desvelándonos su alma, sus esperanzas y sus angustias. Ahora, en el culmen de su diario interior, llegamos a los capítulos 19 y 20, donde los hechos narrados y su poesía alcanzan una cima absoluta.

Leer más...

Dios nos espera en el torno

El alba de la medianoche/12 – La insuficiencia de la prudencia y la teología de las manos

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (38 KB) el 09/07/2017

Lavorazione ceramica 01 rid«El trabajo físico constituye un contacto específico con la belleza del mundo, un contacto de tal plenitud que no tiene equivalente en ninguna otra parte»

Simone Weil, A la espera de Dios

Para poder entender la profecía bíblica y a los profetas, necesitaríamos una laicidad que no tenemos. Nada hay más laico que un profeta, porque, incluso cuando habla de Dios, lo hace hablando de la vida, de la historia, de lágrimas y esperanzas, de cotidianidad y trabajo. Los antiguos profetas hablaban sobre los hombres y las mujeres que estaban a su alrededor y debían hacerse entender por ellos, aunque no fueran expertos en teología. Esta era su laicidad, aunque a ellos el término les resultaría incomprensible, pues lo que para nosotros es laico para ellos simplemente era la vida, toda la vida.

Leer más...

El canto de la gran bendición

El alba de la medianoche/11 - El paisaje de la tierra encontrada no es el de la tierra prometida

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (57 KB) el 02/07/2017

170702 Geremia 11 rid«Nadie que lea la Biblia podrá evitar tener la impresión, al llegar a Jeremías, de que una presa ha cedido en un punto decisivo. Se advierte algo nuevo, una dimensión del dolor hasta entonces desconocida»

Gerhard Von Rad, Teología del Antiguo Testamento

«La palabra de YHWH me fue dirigida en estos términos: No tomes mujer ni tengas hijos ni hijas» (Jeremías 16,1-2). He aquí otro momento crucial, narrativo y espiritual, del canto y de la vida de Jeremías, espléndida y tremenda. Jeremías, por vocación, no tendrá mujer y tampoco tendrá hijos ni hijas. El doble mandato marca y refuerza la doble soledad radical de Jeremías: tendrá que vivir sin esposa y también sin hijos ni hijas (la alegría, el esplendor y los dolores que nos causan las hijas, las niñas, no sustituyen a las de los varones, y viceversa). En esta procesión –esposa, hijos, hijas – tal vez podamos descubrir una mirada concreta, no genérica, del profeta sobre esas alegrías distintas e igualmente concretas que él no conocerá por su especial vocación.

Leer más...

La herida viva que sabe hablar

El alba de la medianoche/10 – Reconocemos a los profetas cuando se revelan como mendigos de luz

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (53 KB) el 25/06/2017

170625 Geremia 10 rid«Rabí Méndel se jactó una vez ante su maestro de que por las tardes veía al ángel que aleja la luz para dar paso a la oscuridad, y por las mañanas al ángel que aleja la oscuridad para dar paso a la luz. “Sí”, dijo Rabí Elimélej, “en mi juventud yo también los veía. Más tarde ya no ves estas cosas”»

Martin Buber, Cuentos Jasídicos

Si las experiencias más profundas e íntimas son tan valiosas es porque se han vivido y generado en el secreto impronunciable del corazón. Nos dan una nueva profundidad, nos dejan entrever una nueva interioridad, que no creíamos poseer cuando comenzábamos a atravesar el desierto, antes de la lucha nocturna, cuando madrugábamos para salir con la leña y con el hijo hacia aquel monte tremendo. Sin embargo, hemos atravesado el desierto, hemos luchado con un ángel, hemos subido al monte Moria y, alguna vez, nos hemos encontrado con un hijo de regalo, con un nombre nuevo, en una tierra prometida. O la hemos visto de lejos, mientras nuestros hijos entraban en ella. En las experiencias decisivas oímos sonidos y voces inarticuladas que nos calientan y queman como el sol, nos quitan la sed y nos empapan como el agua, nos tocan, nos acarician y nos hieren. Pero no hablan.

Leer más...

Solo la tierra herida genera

El alba de la medianoche/9 – La semilla rompe la corteza, los pétalos forman alfombras de flores multicolores

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (42 KB) el 18/06/2017

170618 Geremia 9 rid«Casi todas las ideas lanzadas por Jeremías en esta época tienen relación con la ley; casi todas las imágenes que utiliza están sacadas del mismo patrimonio, ya secular, de la profecía bíblica. Todo esto no es más que un ejercicio, un aprendizaje»

André Neher, Jeremías

«YHWH me dijo así: "Ve y cómprate un cinturón de lino y póntelo a la cintura, pero no lo metas en agua”. Compré el cinturón, según la orden de YHWH y me lo puse a la cintura. Entonces me fue dirigida la palabra de YHWH por segunda vez: “Toma el cinturón que has comprado (…) ve al Éufrates y escóndelo allí en un resquicio de la peña"» (Jeremías 13,1-4).

Leer más...

La economía silenciosa

La economia silenciosaLuigino Bruni y Anouk Grevin

Editorial Ciudad Nueva,
Argentina 2017

Cómpralo en Ciudad Nueva

La desventura de un hombre justo

ladesventuradeunhombrejusto

Luigino Bruni - septiembre 2017

Editorial Ciudad Nueva Colección "Biblia y temas de hoy"

Lee las primeras páginas

Más información...

El alba de la medianoche

Logo Geremia Crop 150Serie de comentarios de Luigino Bruni al libro de Jeremías publicados cada domingo en Avvenire

Ir a la serie completa

Las arenas movedizas de las ilusiones

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

El valor de los valores

argiolas tapawebGiuseppe Argiolas

Editorial Ciudad Nueva, Buenos Aires 2016

Leer más...

Las parteras de Egipto

lasparterasdeEgipto

Luigino Bruni - abril 2017

Editorial Ciudad Nueva Colección "Biblia y temas de hoy"

Lee las primeras páginas

Más información...

La destrucción creadora

Destruccion creadoraLuigino Bruni

Editorial Ciudad Nueva, Buenos Aires 2017

Leer más...

El árbol de la vida

ElarboldelavidaBruni, Luigino

Editorial Ciudad Nueva, abril 2016

Colección "Biblia y temas de hoy"

Leer más...

memoria 2014 15 250

Un año de vida de la EdC, estrategias y perspectivas de futuro. Descarga la   pdf Memoria EdC 2014/2015 (2.66 MB)
Ir a la versión online

Nairobi 2015: un lugar dedicado a todos los contenidos

Logo sito Nairobi rid modIntervenciones y experiencias  (vídeos y textos), galería fotográfica, powerpoints: todos los contenidos  para revivir los acontecimientos en Nairobi 2015

Ir al lugar    Ir a los contenidos del Congreso EdC  Ir a los contenidos de la Escuela de EoC  

Galería fotográfica Congreso EdC 2015

150531 Nairobi Congresso EdC 76 rid modMariápolis Piero, Nairobi (Kenia)
27-31 mayo 2015

ir a la galería fotográfica

El precio de la gratuidad

el-precio-de-la-gratuidad.jpg

Luigino Bruni

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2008

 Leer mas...

Vídeo Resumen 2014 EdC España

365!La EdC en España va abriéndose camino!

Revive con nosotros los buenos momentos pasados juntos en este 2014.

2013 - Un año de vida de la EdC en España

edc 2013 EsHaz clic en la imagen para ver en imágenes un resumen de la vida de la EdC en España durante 2013

Nuevo léxico para una vida social buena

Logo nuovo lessico rid modLas "palabras" del Nuevo Léxico, tomadas de los editoriales dominicales de Luigino Bruni en Avvenire.

Comunión - 09/02/2014
Instituciones - 02/02/2014
Comunidad - 26/01/2014
Tiempo - 19/01/2014
Mansedumbre - 12/01/2014
Economia - 05/01/2014
Consumo - 29/12/2013
Carismas - 22/12/2013
Innovación - 15/12/2013
Mercado - 08/12/2013
Bienes comunes
- 01/12/2013
Cooperación - 24/11/2013
Bienes de experiencia - 17/11/2013
Punto crítico - 10/11/2013
Capitales - 03/11/2013
Pobreza - 27/10/2013
Bienes relacionales - 20/10/2013
Bienes - 13/10/2013
Riqueza - 06/10/2013
Nuevo léxico - 29/09/2013

Instituciones - 02/02/2014

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Por una economía del bien común

por-una-economia-del-bien-comun ridZamagni, Stefano

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2012

Leer mas...

"Del elemento ético..."

Giuseppe_Toniolo_mod

"...como factor intrínseco de las leyes económicas””

Giuseppe Toniolo

Introducción al Curso de Economía Política pronunciada el 5 de diciembre de 1873 en la Universidad de Padua
Leer más...

RSS - suscríbase

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.