reseñas de prensa

El Correo de Andalucía - 21/02/2015

"Las oportunidades laborales para los jóvenes son precarias". Entrevista a Luigino Bruni

Rafa Reyes

Publicado en El Correo de Andalucía el 21 de Febrero de 2015

150220 andalucia01Conversar con el economista Luigino Bruni es alcanzar a comprender la importancia de una acción a veces olvidada y otras ignorada: compartir. Para este profesor de la Universidad Lumsa de Roma, el placer de dar a los demás de un modo altruista es, en parte, solución certera para la crisis económica que afecta a España. Sin embargo, Bruni, se muestra optimista. De sus palabras se desprende un halo de positividad que invita a la reflexión. “España tiene capacidad suficiente como para salir adelante”.

Una cultura económica basada en la gratuidad y en la reciprocidad. Es el paradigma que ayer propugnó en Sevilla el economista italiano Luigino Bruni, que participó en el segundo encuentro contra el paro organizado por la Diócesis de Sevilla.
Más de mil empresarios en el mundo han tomado ya como suyos los principios de este sistema alternativo, que encuentra en la acción de compartir su principal valor. 

¿Qué es la Economía de Comunión?

Un modelo abierto a la dimensión social. Este sistema invita a empresarios, consumidores y ahorradores a leer el mercado como un lugar en el que impere la reciprocidad. En la actualidad, este proyecto involucra a mil empresas en el mundo, aunque, más allá de eso, es una filosofía y una forma de contemplar la realidad.

Favorecer que los empresarios compartan sus beneficios… Demasiado bonito para ser verdad, ¿no?

Es una realidad, porque ya existen empresarios que lo hacen. Pero no es esto lo más importante. La mayor aportación que un empresario hace a la sociedad civil es su creatividad y su capacidad para innovar. El dinero sólo es la punta del iceberg.

Este modelo está consiguiendo propagarse por todo el mundo. ¿En qué nivel se encuentra en España?

En este país es un proyecto vivo, en el que los jóvenes se están implicando de un modo asombroso. No sólo es el número de empresas que lo aplican, sino que se trata de una realidad viva que está en contacto con otras muchas dimensiones de la sociedad.

El concepto Economía de Comunión, ¿puede funcionar tanto en empresas grandes como en pequeñas?

La Economía de Comunión es una cultura y funciona en cualquier empresa. Lo único que cambia son las formas mediante las cuales se aplica.

¿Qué análisis haría usted de la realidad económica española?

En España, el trabajo es el principal problema que hay. La economía capitalista española es incapaz de crear suficientes oportunidades laborales para los jóvenes y las que crea son precarias e inseguras. Debemos propiciar un modelo económico que sea capaz de crear puestos de trabajo para los jóvenes porque se está dejando escapar una generación entera.

Está en una comunidad autónoma en la que la tasa de paro supera el 34 por ciento. ¿Qué utilidad tiene este modelo en una sociedad en la que miles de familias viven situaciones realmente dramáticas a diario?

Este modelo es capaz de lanzar un mensaje de esperanza. Nació con una idea: las pobrezas se curan mediante la creación de trabajo, haciendo que las personas pobres sean incluidas en el proceso. Esto es lo fundamental. A los jóvenes que no tienen trabajo no les podemos dar un sueldo estatal para poder vivir, sino que debemos darles un puesto de trabajo para que puedan crear riqueza. Esto no lo resuelve el gran capitalismo internacional.

Christian Felber propulsa la Economía del Bien Común, un sistema que fomenta valores humanos como principios rectores de la economía. ¿En qué puntos entronca la Economía de Comunión con el Bien Común?

Por supuesto hay puntos de contacto. Sin embargo, la Economía del Bien Común tiene en cuenta, fundamentalmente, a las empresas. Por el contrario, nuestro modelo se centra en las personas. La Economía del Bien Común está creada por un economista y nuestro modelo nació de un movimiento espiritual, formado por personas de todo el mundo.

Atendiendo a la realidad, ¿cómo prevé el futuro?

Yo soy tremendamente positivo cuando miro al futuro. Creo que estamos viviendo un periodo histórico y este es el mejor momento para nacer. Hay unas oportunidades inmensas que debemos aprovechar. A la vez, existen problemas qu150220 andalucia02e genera este capitalismo. Imagino un futuro en el que crecerán las experiencias para compartir. Tenemos por delante un horizonte espléndido, siempre y cuando seamos capaces de interrelacionar los principios de economías sociales, como las de izquierdas o católicas, con el mundo creativo joven. Porque existe mucha positividad en las mentes creativas de los jóvenes ellos son el futuro y a ellos hay que ofrecerles la oportunidad de compartir.

Ver reportaje en El Correo TV

 

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 846 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.