Juntos, los sueños se hacen realidad

170 jóvenes de 25 países participan en la primera escuela de EdC panafricana (Nairobi, del 22 al 26 de mayo de 2015)

Anouk Grevin

Del Noticiario   pdf "Economía de Comunión - una cultura nueva" n.41 (2.40 MB) - Julio 2015

Muchas señales indicaban que iba a tratarse de una escuela reN41 Pag 10 Anouk Grevin Autore ridalmente especial. Veíamos aumentar la cantidad de inscripciones, pero no podíamos contener el número de participantes (“nadie puede perderse esta oportunidad”, decían), ni limitar su edad (“la edad no cuenta en África”). Algunos incluso hicieron un viaje de cuatro días en autobús para llegar hasta Nairobi. Eran jóvenes sedientos de esperanza para su tierra, ávidos de formarse seriamente para convertirse a su vez en “apóstoles de la EdC”. A pesar de que los participantes éramos muchos, enseguida nos sentimos como una sola familia. La escuela se convirtió en un laboratorio, en un espacio de diálogo y trabajo sobre los proyectos de los jóvenes y los desafíos de África.

Ya el primer día, un panel formado por siete jóvenes africanos nos introdujo en los problemas del continente, poniendo de relieve el potencial y la riqueza de la cultura africana.

Tres preguntas acompañaron nuestras jornadas: “¿Cuál es mi sueño, dentro del gran sueño de la EdC?” “¿Qué significa emprender y vivir seriamente la EdC?” y “¿Cómo afrontar las dificultades?”. Juntos, realizamos un recorrido de crecimiento personal y colectivo, superando las expectativas iniciales para que cada uno pueda convertirse en protagonista de la sociedad que nos gustaría construir. Este recorrido se concretaba en una sucesión de experiencias, reflexiones en pequeños grupos y contribuciones de los docentes, con mucho tiempo para el diálogo.

N41 Pag 10 Giovani Scuola ridDurante los talleres de las tardes trabajamos más a fondo en los sueños que cada uno tenía. Siete grupos trabajaron en proyectos de creación de pequeñas actividades empresariales, tres estudiaron iniciativas a favor de su comunidad, cuatro grupos de empresarios y directivos de empresas compartieron sus experiencias sobre distintos aspectos de la vida empresarial, y otros dialogaron sobre el estudio y la investigación.

Propusimos a los jóvenes que pusieran por escrito sus sueños y los colgaran en la pared de la sala, para que los empresarios de la EdC los conocieran. Uno tras otro, fueron apareciendo hasta 45 proyectos, cada uno de ellos inspirado en una necesidad concreta de su comunidad: confección y venta de ropa, producción de cosméticos, artesanía, aceite, vino, bananas, frutos secos y especias, granjas bovinas y avícolas, centros de formación para mujeres y niños, escuelas de música, y proyectos de protección del medio ambiente, reciclaje de basura, descontaminación de hospitales y optimización energética.

Tampoco faltaron proyectos orientados a ayudar a otros aN41 Pag 10 Giovani Scuola 2 rid lanzar actividades generadoras de ingresos, como incubadoras de proyectos empresariales, consultoría, formación profesional y microfinanzas. A menudo los proyectos iban acompañados de “sueños” magníficos. Michel, por ejemplo, escribía: “Para mí, está claro que la EdC es una respuesta a los problemas económicos de este siglo, una solución que quisiera que estuviera en la vanguardia de la economía de hoy y de mañana, por su humanismo y su dinamismo. Sueño con un mundo económico en el que el único motivo para iniciar una empresa sea estar al servicio de la humanidad. Sueño con una economía en la que todos los indicadores de eficacia estén medidos con parámetros humanos. Sueño con una revolución económica llevada a cabo por los “olvidados”, una economía ascendente, una economía transformadora y formadora de hombres nuevos. Sueño con que la Edc se cite como ejemplo de excelencia para cualquier empresa del mundo que se rija por estos principios. Sueño con una economía que transmita la alegría de compartir, de vivir juntos, una economía al servicio de los hombres... Sueño... sueño... sueño... creo en ello, es posible, tengo confianza y sé que mi sueño se hará realidad”.

Nuevos proyectos en Nairobi: el vivero Siobhan y el proyecto François Neveux

Antes de venir ya teníamos alguna idea, pero no acertábamos a entender qué forma debían adquirir los proyectos que intuíamos iban a nacer durante esos días. Los vimos surgir inesperadamente durante la escuela y el congreso que se desarrolló a continuación.

El primero fue el vivero Siobhan. Además de pensar en crear un vivero temporal de empresas en Loppiano, en el verano de 2016, al servicio de toda Europa, nos pareció evidente que tenía que surgir también un proyecto específico para África, en la Mariápolis Piero, para sostener y acompañar los proyectos empresariales incipientes. Se lo dedicamos a Siobhan, la joven escocesa que murió en 1999 en Filipinas, en un accidente de avión, junto con otros empleados de la empresa de EdC Ancilla, en la que se estaba formando.  Siobhan quería poner en marcha, junto con su amiga Lorna Gold, un proyecto para conectar en red las empresas de EdC de todo el mundo. Este vivero comenzará de forma temporal, con una sesión de 15 días en enero de 2017, para jóvenes que tengan un proyecto empresarial.

N41 Pag 11 Francois NeveuxPero esperar al 2017 parecía demasiado... En África, cuando nace un niño, toda la comunidad se encarga de cuidarlo. Lo mismo debería ocurrir con los proyectos nacidos en esta escuela. El último día, al repasar los proyectos, vimos que un empresario se ponía en pie y se ofrecía a acompañar dos de ellos, y luego otra, y luego otro... Sobre los proyectos colgados en la pared aparecieron tarjetas de visita, con comentarios como: “quiero ser tu hermano en este proyecto”, “quiero apoyar tu hermoso proyecto como una amiga”. De este modo, sin haberlo planeado, se hizo realidad un sueño que habíamos pensado dedicar a François Neveux (empresario francés que creó, con su tecnología, una empresa de EdC en Brasil). El proyecto consiste en conectar a empresarios de distintos lugares del mundo para que puedan ayudarse unos a otros, como hermanos. El objetivo es que empresarios de todo el mundo se impliquen en el acompañamiento de nuevos proyectos, en especial, aunque no exclusivamente, los que propongan los jóvenes que participen en los viveros de la EdC.

 

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 635 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.