Una nueva fase: compartir ganancias y talentos

Con la intención de poner en común no sólo los beneficios sino también sus cualidades, algunos empresarios han comenzado a poner en marcha empresas de la EdC en otros países, utilizando sus propios recursos y el apoyo financiero de fundaciones.

de "Economía de Comunión - una nueva cultura" n.34 - Encarte de la revista Città Nuova n.23 - diciembre 2011

por Alberto Ferrucci

Alberto_FerrucciCuando un grupo de jóvenes de varios países leyó su “Mensaje al mundo” ante los 1.600 empresarios e investigadores de 43 países que se habían congregado en el Memorial de América Latina de Sao Paulo (Brasil), quedó clara la determinación de las nuevas generaciones para comprometerse en primera persona en la aplicación y difusión de la cultura de comunión del proyecto EdC. Todos los que llevamos años trabajando en el proyecto, consideramos muy valiosa la petición de dar urgentemente un salto de calidad y definir una nueva estrategia para la difusión de la cultura de comunión en el mundo para el cual nos fue donada.

Hasta hoy los recursos humanos y financieros disponibles se han utilizado para crear parques empresariales, para rescatar a los pobres de la miseria y para formar hombres nuevos, principalmente entre los que se sintieron llamados a participar en el proyecto, muchos de ellos cercanos al Movimiento de los Focolares. Durante estos años nuestros investigadores han extraído de la experiencia de quienes trataban de poner en práctica esta cultura, las reflexiones necesarias para elaborar sus fundamentos teóricos y los jóvenes, con sus tesis, los han difundido por las universidades, estableciendo un diálogo académico con el mundo de la economía y el desarrollo.

Pero todo esto ya no es suficiente: la humanidad, que en estos días acaba de superar los 7.000 millones de habitantes, sigue sufriendo cada vez más las limitaciones del modo actual de hacer economía. Por eso, además del diálogo académico, hay que comenzar también un “diálogo de la actividad” junto a todos cuantos trabajan por alcanzar más justicia social y un desarrollo social y ambientalmente sostenible.

Un diálogo concreto, en el que por nuestra parte pondremos a disposición todo lo que pueda ser útil para mejorar los resultados: nuestro trabajo a favor de los últimos y los excluidos, nuestros valores, nuestras reflexiones teóricas y nuestra cultura de gestión empresarial. Pero también hacen falta los talentos de nuestros empresarios para poner en marcha proyectos de desarrollo capaces de crear puestos de trabajo para los últimos; proyectos de mayor relevancia que los que podríamos realizar únicamente con nuestras fuerzas, difundiendo así más ampliamente la cultura de comunión.

Es un programa ambicioso, que exige la creación – donde haya más oportunidades de difusión o donde sea más necesario – de una pequeña estructura profesional, que nos haga superar nuestra limitación actual de contar únicamente con el voluntariado, una práctica que en todo caso cada vez será más necesaria e importante para nosotros.

Harán falta más recursos y encontrar entre nosotros personas dispuestas a invertir en este escenario, pero podemos ser optimistas: con la intención de poner en común no sólo sus ganancias sino también sus cualidades, empezando por la creatividad, algunos empresarios, aunque muy absorbidos por sus empresas, se han declarado dispuestos a hacer de mentores para que surjan en otros países empresas de la EdC, utilizando sus propios recursos y el apoyo financiero de fundaciones con objetivos similares. Quienes estén dispuestos, que den un paso al frente: amando a los otros, resolverán también sus propios problemas, porque el Evangelio afirma: «Dad y se os dará».

Siguenos en:

¿Quién está conectado?

Hay 679 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.