Proximidad y desarrollo

Proximidad y desarrollo

por Andréa Cruz

de "Economía de Comunión - una nueva cultura" nº 31 - mayo 2010

N31_Pag._14_Andra_CruzDel 30 enero al 6 febrero de 2010, con la participación de 125 personas procedentes de todo Brasil, se ha desarrollado en Belém, junto a la  desembocadura del río Amazonas, un seminario de formación en Proyectos de Desarrollo Social promovido por la Comisión Internacional de la Economía de Comunión (EdC) en el que han participado expertos de Acción por un Mundo Unido (AMU), Acciones de Familias Nuevas (AFN), y Jóvenes por un Mundo Unido (JMU).
En el programa había temas sobre la globalización, la lógica del mercado, la cooperación al desarrollo, la encíclica “Caritas in Veritate”, el concepto de pobreza, el perfil y el rol de las asociaciones promotoras del seminario, así como talleres sobre cooperación al desarrollo bajo el paradigma de la comunión y sobre los sujetos y los métodos para su aplicación.

Un acontecimiento importante, que se inscribe en el contexto más amplio de la experiencia vivida desde el inicio del Movimiento de los Focolares en el ámbito de la solidaridad. En efecto, uno de los primeros imperativos para la primera comunidad de los Focolares en Trento, en los años 40, fue resolver el problema social de la ciudad, extenuada por la guerra.

Es importante destacar que este imperativo nacía y se realizaba como expresión social del amor que se concreta en actividadesN31_Pag._15_Seminario_Belem_1 y en estructuras a medida de cada zona, en respuesta a las necesidades de la gente. Estas actividades están orientadas a la promoción y a la emancipación de la persona, cuya reciprocidad se estimula en el momento de la proximidad y de la ayuda1.

Kelen Leite, en un estudio publicado en 2007 (Universidad de Sao Paulo, Annablume FAPESP) y titulado "Economía de comunión: la construcción de la reciprocidad en las relaciones entre capital, trabajo y estado", comenta: «El objetivo de las obras sociales del Movimiento es el de favorecer, teniendo en cuenta la realidad cultural y económica del territorio, un proceso de organización social en el que participe la población para lograr su autodeterminación personal y colectiva, con vistas a un desarrollo sostenible».

N31_Pag._15_Seminario_Belem_2En el seminario de Belém se reunieron en una reflexión común, por primera vez en Brasil, Acción por un Mundo Unido, la asociación Acciones de Familias  Nuevas, el Movimiento Jóvenes por un Mundo Unido y la Economía de Comunión, todas ellas expresiones del carisma del Movimiento de los Focolares en el ámbito social.
La novedad más relevante de este seminario fue la comunión que se creó entre todas estas realidades y su disposición a cooperar en la promoción de nuevos proyectos de desarrollo.

Maria Clezia Pinto de Santana, responsable de la EdC en el Nordeste de Brasil, decía: «El seminario de Belém ha sido un espacio donde realmente hemos podido vivir una experiencia de fraternidad, de unidad entre generaciones, entre diversas profesiones y experiencias de trabajo que van desde la formación de jóvenes, adolescentes y niños hasta la sanidad y el arte, entre quienes han adquirido experiencia y quienes están comenzando. Ninguna de estas diferencias ha sido un obstáculo para la construcción de relaciones profundas, para el intercambio de experiencias y de ayuda recíproca. Ha sido una mirada colectiva sobre lo que se está haciendo en Brasil, que proporciona indicaciones sobre los nuevos pasos a dar».

Ha sido un paso adelante para concretar los objetivos de la EdC, que desde 1991 ha puesto en movimiento la ayuda a los más necesitados,  como resultado de una redN31_Pag._14_Seminario_Belem_5 internacional de un tipo de comunión peculiar: las utilidades de las empresas vinculadas al proyecto.
En los últimos tiempos va ganando peso la conciencia de que esta comunión debe generar cada vez más una verdadera y propia comunión a todos los niveles, en una relación de reciprocidad.
Las empresas, además de compartir las utilidades, se comprometen a llevar la comunión a sus estructuras operativas. Las personas que reciben ayuda,  por su parte, se comprometen a corresponder al don recibido con otros dones, que no van dirigidos a las empresas que les han ayudado, ni tampoco tienen un valor equivalente, pero que poco a poco van construyendo una red de comunión en todo el mundo, a la que se suman nuevas personas.

La novedad vivida en Belém, gracias a las profundas experiencias de comunión vividas con anterioridad, consiste en crear a través de la EdC y de las obras sociales una cultura de la reciprocidad en la proximidad que implica "no hacer las cosas por alguien, sino con alguien".
Una mayor comprensión y aplicación de esta práctica conducirá a la comunión,  que es el objetivo de la EdC; una comunión en la que tanto quienes dan como quienes reciben son igualmente protagonistas de una sociedad fraterna. Igualmente, porque todos dan y todos reciben , todos tienen algo que dar y algo que recibir. Algunas veces se corresponderá directamente a la ayuda recibida y otras veces se corresponderá indirectamente, mediante una tercera persona. Siempre se valora el compromiso de hacer algo concreto con inmediatez como respuesta recíproca a la ayuda recibida, pero no como precondición sino como respuesta al amor.

N31_Pag._14_Seminario_Belem_4Ângela M. Bezzerra Silva, en su artículo “Más calidad en la cooperación”, publicado en Noticias AMU 2010, dice:  
«La reciprocidad es el “plus” que caracteriza nuestras acciones y proyectos. Esta se manifiesta esencialmente cuando las personas que reciben ayuda descubren o redescubren su propia dignidad y se comprometen a realizar un cambio en su vida y en su ambiente y se sienten llamadas a dar a la sociedad lo mejor de ellas mismas. Un “plus” que no se limita a mejorar sus condiciones económicas sino que consiste fundamentalmente en “ser  más”».
Un camino a recorrer, tratando de fortalecer la red que ya está en marcha, intensificando el fuego del amor que arde de por sí y origina respuesta y compromiso, generando relaciones entre iguales, sin descuidar la gratuidad, otro elemento vital en la Economía de Comunión.
Todos protagonistas en la construcción de una sociedad en la que, continua Ângela, «las estructuras de pecado sean transformadas en espacios de comunión e inclusión social».

1 CRUZ, Iracema Andréa Arantes da.  2009. 
En el reino de la complejidad: "la Economía de Comunión en la esfera civil y religiosa según la Teoría de los Sistemas Sociales de Niklas Luhmann".  (Master en Ciencias de la Religión. Pontificia Universidad de Sao Paulo)

Siguenos en:

¿Quién está conectado?

Hay 528 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.