Utopía en acción

Utopía en acción

por Alberto Ferrucci

de "Economía de Comunión - una nueva cultura" nº 31 - mayo 2010

N31_Pag._27_Lutopia_in_azioneA comienzos de los años 90 yo era coordinador de las relaciones internacionales de la Economía de Comunión. Cientos de empresas en todo el mundo ya se habían sumado al proyecto y estaba surgiendo cerca de Sao Paulo, en Brasil, el Polo Spartaco, la primera agrupación de empresas que participaban en el proyecto.
Entonces recibimos una carta de François Neveux, un empresario francés que, con su típico estilo directo, expresaba su deseo de poner gratuitamente a disposición del proyecto Economía de Comunión la tecnología y las patentes que había desarrollado a lo largo de los años. Ya se las había vendido a varias empresas de Europa y de Oriente Medio, que habían hecho de ellas la base de su éxito, pero ahora se las ofrecía gratis a un empresario que estuviese dispuesto a poner en marcha una nueva actividad en el Polo Spartaco.

Se dirigía a mí porque parecía que los empresarios brasileños no habían apreciado su ofrecimiento. Yo le invité a acompañarme al congreso brasileño de empresarios de la EdC que tendría lugar poco después, con el fin de que pudiera presentar personalmente su tecnología y sus puntos de vista industriales.

Durante el congreso, Ginetta Calliari, una de las primeras compañeras de Chiara, en la inauguración de un nuevo pabellón del Polo al que todavía no se le había asignado ninguna empresa, afirmaba con inspirada seguridad que esa construcción existiría también en los cielos nuevos y la tierra nueva, porque había nacido por amor.
Entonces François, con su habitual rapidez de empresario que decide por intuición y después sabe cuadrar las cuentas de la actividad soñada, anunció que él utilizaría ese pabellón. Allí pensaba instalar una empresa de manufacturas de plástico realizadas con su técnica de moldeo rotacional, a la que daría el nombre de Rotogine, en honor de Ginetta.

Conocí a François en el momento más alto de su compromiso social. Sólo años después he comprendido de dónde venía su “locura”,  N31_pag._27_Isaline_Dutru_al leer el fascinante relato de su vida escrito por Isaline Bourgenot Dutru.   

El estilo brillante e inconformista del libro, ahora, después de la traducción portuguesa, se pone a disposición del público italiano gracias a la traducción del profesor Alberto Golin, a quien quiero darle las gracias desde aquí. Se trata de un relato que atrapa al lector por la desenvoltura de no pararse ante nada que era propia de François, por su amor al prójimo con problemas que le llevó a realizar en su Francia natal varios e importantes intentos de empresas al servicio de los últimos.

Una exigencia profunda que vio completamente realizada en el proyecto Economía de Comunión, hasta el punto de dedicarle todos sus recursos, económicos y como inventor, en sus últimos 15 años de vida.

Lo hizo usando el arte de arreglárselas que le cautivó de niño al leer el Robinson Crusoe de Daniel Defoe y que aplicó durante toda su vida, como demuestran sus distintas patentes industriales; un arte que en sus escritos de madurez no reconocía como un talento suyo sino como un don que llega de lo alto para superar las dificultades de cada día y se ofrece a todos los hombres y mujeres que actúan por amor: “Tú da y prepárate a recibir”.

Siguenos en:

¿Quién está conectado?

Hay 660 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.