Un hombre llamado Job

En esta categoría se incluyen los editoriales de Luigino Bruni correspondientes a la serie "Un hombre llamado Job", que son un comentario al libro de Job, publicados en Avvenire desde el 15 de marzo hasta el 15 de julio de 2015

El canto que no puede acabar

Un hombre llamado Job/17 – En el poema de la vida, la primera hora y la última siempre son un regalo

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 05/07/2015

logo GiobbeEn Job quien canta soy yo. El hombre que existe o, si se quiere, el hombre a secas, puede mirar a través de este libro, que es el más suyo de todos, para ver la luz que va buscando. Porque, después de Job, el hombre no ha dicho nada nuevo acerca del problema de nuestra vida.

David Maria Turoldo, Desde una casa de barro – Job

Había una vez un hombre justo llamado Job, que tenía muchos bienes, hijas e hijos. Se sentía bendecido por Dios y por los hombres. Cierto día, una terrible desagracia se abatió sobre él y su familia, y aquel hombre aceptó con paciencia su desdichado destino: “Desnudo vine al mundo y desnudo saldré de él”. Los amigos y parientes, al saber de su desgracia y conociendo su justicia, se acercaron a él para hacer luto, consolarle y ayudarle. Al final, Dios mismo intervino en su favor y le dio el doble de lo que había perdido, porque durante la prueba Job demostró su rectitud y su fidelidad.

Leer más...

En el encuentro no hay maldición

Un hombre llamado Job/16 – Mientras seamos capaces de preguntar seremos libres, incluso con Dios.

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 28/06/2015

logo GiobbeHe regresado a Job, porque no puedo vivir sin él, porque siento que mi tiempo, como todo tiempo, es el de Job; y que, cuando eso no se advierte, es sólo por inconsciencia o ilusión.

David Maria Turoldo, De una casa de fango – Job

No es infrecuente que los pobres se vean privados incluso de la dignidad de preguntarse acerca del porqué de su pobreza. Les convencemos de que el error no está en nuestra falta de respuesta sino en sus preguntas incorrectas, impertinentes, soberbias y pecaminosas. La ideología de la clase dominante trata de persuadir a las víctimas de que pedir razón de su propia miseria y de la riqueza de otros es algo ilícito, inmoral y quizá incluso irreligioso.

Leer más...

Un Dios que sabe aprender

Un hombre llamado Job/15 – El alma seguirá viva mientras sigamos buscando a Aquel que no nos responde

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 21/06/2015

logo GiobbeAl final de una lucha que sabe perdida de antemano - ¿cómo puede el hombre esperar vencer a Dios? - Job descubre un método ingenuo para perseverar en su resistencia: fingir que cede antes incluso de verse inmerso en la batalla. ... Así vemos que, a pesar de las apariencias, o tal vez a causa de ellas, Job sigue interrogando al cielo.

Elie Wiesel, Personajes bíblicos a través del Midrash.

Cuando llega el momento decisivo del encuentro, sobre todo si lo hemos esperado y deseado intensamente y durante mucho tiempo, es normal que nos sintamos decepcionados. El encuentro real difícilmente podrá satisfacer las expectativas, demasiado grandes, de un encuentro largamente imaginado, esperado, soñado y visto mil veces con los ojos del alma. Tal vez incluso hayamos repetido en el pecho las primeras palabras, suyas y nuestras, hayamos elegido nuestra ropa e imaginado la suya, hayamos olido los aromas y oído los sonidos.

Leer más...

La otra mano del Omnipotente

Un hombre llamado Job/14 – En el cielo de la fe incluso las nubes ayudan a oír a Dios

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 14/06/2015

logo GiobbeAl separar el orden sagrado, mediante el sacrificio expiatorio, la infección de la culpa (que siempre acompaña al hombre) de sus catastróficas consecuencias, es posible no concebir la culpa como un mal real, como una herida de la vida, sino como una imputación moral. Cuando eso ocurre, la culpa se convierte en un desesperado artificio, en una jaula que permite la coexistencia del Omnipotente clemente y misericordioso con el dolor.

Sergio Quinzio, Comentario a la Biblia

La felicidad y el dolor de una civilización dependen en buena medida de su idea de Dios. Esto vale tanto para los que creen como para los que no creen, porque en cada generación hay un ateísmo profundamente ligado a la ideología dominante. Creer en un Dios que está a la altura de la parte mejor del ser humano es un gran acto de amor también para los que no creen en Dios. La fe buena y honrada es un bien público, porque ser ateos o no creyentes en un dios trivializado por nuestras ideologías nos hace a todos menos humanos.

Leer más...

El verdadero sentido del sufrimiento

Un hombre llamado Job/13 - El diálogo, aun el más inesperado, ayuda a entender la vida y a Dios

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 07/06/2015

logo GiobbeJob dice que los buenos no viven, que Dios hace que mueran injustamente. Los amigos de Job dicen que los malos no viven, que Dios hace que mueran justamente. La verdad es que todos mueren.

Guido Ceronetti El libro de Job

Job ha terminado de hablar. Sus ‘amigos’ le han humillado y defraudado, pero también le han permitido encontrar razones cada vez más profundas de su inocencia. En los momentos de discernimiento profundo sobre la justicia de nuestra vida y de la vida del mundo, el diálogo es un instrumento esencial. Sólo conseguimos entender las preguntas más profundas acerca de nuestra existencia y penetrar las profundidades más oscuras de nuestra alma, en compañía, dialogando.

Leer más...

La esperanza del inocente

Un hombre llamado Job/12 - Nostalgia del futuro, donde coinciden el cielo de Dios y el horizonte humano

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 31/05/2015

logo GiobbeTe miro de reojo / como en un tablero / de una batalla naval / aún no sé dónde / me hundirás; /señalarás una hendidura / con el bolígrafo negro / de los ojos / y me pondrás a salvo / en una tierra entregada.

Chandra Livia Candiani

Los gritos de las víctimas ganan fuerza cuando se repiten. En su discurso final, Job sigue repitiendo sus preguntas y sus gritos. Defiende por enésima vez su inocencia y lanza una vez más su grito hacia el cielo: el pobre no es pobre por ser culpable. Un hombre puede ser pobre y desventurado, e inocente a la vez. Y si es inocente, alguien debe ayudarle a levantarse. En primer lugar Dios, si es que quiere ser distinto de los ídolos. El verdadero delito, con el que muchas veces se han manchado también las religiones, consiste en matar a los pobres convenciéndoles de que son culpables y merecen su desgracia. Así justificamos nuestra indiferencia y tratamos de asociar a Dios a ella.

Leer más...

La mina de la sabiduría

Un hombre llamado Job/11 – Busquemos el cielo que hay

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 24/05/2015

logo GiobbeJob sigue interrogando al cielo. Por mérito suyo, nosotros sabemos que al hombre le es dado transformar la injusticia divina en justicia humana. Hubo una vez, en un lejano país, un hombre legendario, justo y generoso, que, en la soledad y la desesperación, encontró el valor para enfrentarse a Dios. Y obligarle a mirar a su creación.

Elie Wiesel, Personajes bíblicos a través del Midrash

En la historia de las religiones y de los pueblos se despliega una verdadera lucha entre los que aprisionan a Dios dentro de las ideologías y los que tratan de liberarlo. Los profetas pertenecen a la categoría de los libertadores de Dios y tienen como función esencial criticar todos los poderes que en cada época caen la invencible fascinación de usar la religión y las ideologías para fortalecer sus propias posiciones de dominio.

Leer más...

Fieles al Dios del “todavía no”

Un hombre llamado Job/10 – No nos salvamos aceptando lógicas y palabras equivocadas.

por Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 17/05/2015

logo Giobbe“El día del juicio, será Dios quien tenga que rendir cuentas de todo el sufrimiento del mundo.”

Ermanno Olmi, Centochiodi

Un día, un pájaro se coló dentro de una casa grande y luminosa, donde voló libre y feliz. En un momento dado, alguien cerró las ventanas de la casa, incluyendo la ventana por donde había entrado el pajarillo. Éste veía su cielo detrás de los cristales transparentes e intentaba alcanzarlo, pero lo único que conseguía era golpearse la cabeza contra las ventanas cerradas. Lo intentó una y otra vez, hasta que, al otro lado, vio una puerta que daba a un pasillo oscuro, amenazadoramente oscuro. Desesperado, intuyó que, si existía un camino de salvación para volver a su cielo, tenía que estar dentro de aquella oscuridad, detrás de aquella puerta oscura. Se lanzó hacia abajo por el negro hueco de las escaleras. Se golpeó en las esquinas, se hirió y se rompió la punta de un ala, pero no por ello dejó de descender, no dejando que el dolor y el miedo a la oscuridad le vencieran. Así hasta que al final de la gran oscuridad vio una luz. Era la misma luz de la que había venido.

Leer más...

El veneno de la falsa misericordia

Un hombre llamado Job/9 - Con la mirada de los pobres, más allá de la noche del hombre y de Dios

por Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 10/05/2015

logo Giobbe"Soy un hombre herido. / Y quisiera irme / y llegar, al fin, / Piedad, donde se escucha / al hombre que está solo consigo. / […] Muéstranos un vestigio de justicia. / ¿Cuál es tu ley? / Fulmina mis pobres emociones, / libérame de la inquietud. / Estoy cansado de clamar sin voz."

Giuseppe Ungaretti La piedad

En cada generación se produce una distancia que separa las nuevas y difíciles preguntas de las víctimas de las insuficientes respuestas de los amigos de Job. Algunas veces, esta distancia se convierte en una abertura en el que posar la mirada para intentar vislumbrar un horizonte humano más ancho y un cielo más alto. Sin embargo, muchas otras veces no se deja espacio a la abertura, eliminando las dolorosas y fecundas preguntas de los pobres. Para esperar encontrarnos con ‘Job y sus hermanos’ simplemente deberíamos aprender a habitar, en silenciosa escucha, ese inevitable vacío. Entonces podría florecer una nueva solidaridad con nuestro tiempo; quizás, por fin, la fraternidad.

Leer más...

La revolución de la escucha

Un hombre llamado Job/8 - La verdad de la vida está en las pobres preguntas de juventud.

Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 03/05/2015

logo Giobbe"… Y no espero a nadie: / Entre cuatro paredes / estupefactas de espacio / más que un desierto / no espero a nadie: / Pero tiene que venir; / vendrá, si resisto, / surgirá sin ser visto, / vendrá de repente, / cuando menos lo espere: / vendrá cual perdón / de lo que produce muerte, / vendrá porque le importa / la vida suya y mía, / vendrá como alivio / de sus penas y las mías, / vendrá, ya se siente su murmullo."

Clemente Rebora, Canti Anonimi

En la vida de las personas, al igual que en la de las comunidades, civilizaciones y religiones, hay un ciclo en el que se alternan la fe y la ideología, la religión y la idolatría. Al comienzo del camino, seducidos por la voz que nos llama, creemos y nos ponemos en marcha. Pero después de haber recorrido un trecho del camino, a veces muy largo, casi siempre descubrimos que hemos caído dentro de una ideología, o, peor aún, de una idolatría. Es una deriva muy probable, tal vez incluso inevitable, porque la ideología y la idolatría son un producto natural de la fe y la religión. La lectura honesta y desnuda del libro de Job, que no por casualidad está en el centro de una Biblia que trata de combatir la idolatría como su principal enemigo, es una cura poderosa para esta grave enfermedad de las religiones. Nos obliga a abandonar las respuestas conquistadas y elaboradas con esfuerzo durante buena parte de nuestra vida, para volver, con humildad y sinceridad, a las primeras preguntas de juventud.

Leer más...

La palabra que vence a la muerte

Un hombre llamado Job/7 - El rescatador del pobre sirve al hermano y al Dios de los vivos

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 26/04/2015

logo Giobbe"Mi último suspiro será para ti, en tu nombre de madre está toda mi vida. Soy inocente y estoy tranquilo. En cuanto al motivo por el que muero, puedes llevar la cabeza bien alta. Puedes decir que tu niño ha muerto por la libertad, sin temblar. Ahora perdono a todos. Adiós mamá, papá, Esteban, Alberto, adiós a todos. Todo está ya preparado y estoy tranquilo. Adiós madre, madre, madre, madre ...

(Cartas de los miembros de la resistencia condenados a muerte, Domingo, 29 años)."

Muchas veces la fraternidad solidaria ha hecho renacer la fe, cuando ha sido capaz de acompañar hasta el final de su oscuridad al hombre que lanza su grito a un cielo que se le presenta vacío y hostil. Pero no menos veces, los desesperados sentados sobre un montón de estiércol tienen que soportar las charlas y persecuciones de unos ‘amigos’ no solidarios, que no ven la verdad que suele esconderse tras los silencios de la fe y los ‘litigios’ con Dios y quieren llenar el cielo vacío de los demás con sus huecas palabras. Y así sigue resonando en nuestra tierra el lamento de Job: “¿Hasta cuándo me acribillaréis a palabras?” (Job 19,2).

Leer más...

La memoria viva de la tierra

Un hombre llamado Job/6 – Se hace justicia cuando no se “cubre” el sufrimiento de los justos

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 19/04/2015

logo Giobbe

"Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana la madre tierra.
Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana muerte corporal"

(San Francisco, Cántico de las criaturas)

La culpa y la deuda son dos grandes temas en la vida de todos. En alemán son casi la misma palabra: schuld y schuldig. Nacemos inocentes y así podemos seguir toda la vida. Como Job. La muerte de cada niño es una muerte inocente, pero también la muerte de muchos viejos es igualmente inocente. Y Dios, a diferencia de los ídolos, debe ser el primero en ‘levantar su mano’ en nuestra defensa, en creer en nuestra inocencia frente a las acusaciones de nuestros amigos, de las religiones, de las teologías. Las cárceles siguen llenas de esclavos acusados de deudas inexistentes, y los carceleros se siguen enriqueciendo traficando con sus víctimas inocentes que anhelan la liberación.

Leer más...

Cuidado con los rufianes de Dios

Un hombre llamado Job/5 - El falso amor de los que defienden al Señor para alabarse a sí mismos.

por Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 12/04/2015

logo Giobbe

"Salgamos. Pidamos que pase
todo el malestar. ¿A quién se lo pedimos?
A la viña, que es toda
una explosión de hojas nuevas,
a la rama de la acacia con espinas,
a la hiedra y a la hierba,
hermanas emperatrices que son
manto extendido y potentísimo trono."

(Mariangela Gualtieri, A mis inmensos maestros)

Muchos economistas, filósofos e intelectuales elaboran teorías que legitiman la miseria del mundo. Nos hablan de ella como de una consecuencia de la holgazanería de los pobres, tal vez inscrita en sus genes. No escuchan a Job ni su gran petición de explicaciones, sino que lo marginan y lo ridiculizan. Y cuando alguien intenta defender la verdad de los pobres y sus razones, se ve rodeado por los mil ‘amigos de Job’ que le condenan y se mofan de él. Los falsos amigos de Job no se han extinguido y con sus ideologías siguen humillando, despreciando y condenando a los pobres.

Leer más...

La responsabilidad de Dios

Un hombre llamado Job/4 - El justo lo puede decir: ningún hijo merece morir

por Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 05/04/2015

logo Giobbe"No descendiste de la cruz cuando se burlaban de ti y te gritaban entre risas: ‘¡Baja de la cruz y creeremos en ti!’. No lo hiciste porque una vez más te negaste a subyugar al hombre por medio de un milagro. Anhelabas una fe libre ... Te aseguro que el hombre fue creado más débil y más vil de lo que tú pensabas ... Si le hubieras querido menos, también le habrías exigido menos y le habrías impuesto una carga más ligera".

(Fiodor Dostoyevski, “El gran inquisidor”, Los hermanos Karamazov).

El humanismo bíblico no asegura la felicidad a los justos. Moisés, el profeta más grande, muere solo y fuera de la tierra prometida. Tiene que haber algo más verdadero y profundo para los justos que la búsqueda de su propia felicidad. A la vida le pedimos mucho más. Sobre todo, el sentido de la infelicidad propia y ajena. El libro de Job está de parte de los que buscan obstinadamente un sentido auténtico a la decepción de las grandes promesas, a la desventura de los inocentes, a la muerte de los hijos e hijas, al sufrimiento de los niños.

Leer más...

El arca del duro canto

Un hombre llamado Job/3 – Ver y comprender el sufrimiento del inocente es el comienzo de la resurrección

de Luigino Bruni

Publicado en Avvenire el 29/03/2015

logo Giobbe"Aturdido, Job se dirige a Dios y le dice: ‘Señor del universo, ¿no es posible que se haya desatado una tempestad ante ti y te haya hecho confundir Iyov (Job) con Oyév (enemigo)?’ Por raro que pueda parecer, entre todas las preguntas de Job, ésta es la única que merece respuesta.”

(Elie Wiesel, Personajes bíblicos a través del Midrash).

Los palabras más altas y verdaderas que se elevan desde la tierra son las de los pobres, cuyas carnes heridas contienen una verdad que los tratados de los profesores no pueden conocer. Es la verdad de Job, que da fuerza a sus palabras de maldición e imprecación. Sus grandes preguntas sin respuesta son más convincentes y verdaderas que las respuestas sin grandes preguntas de los expertos de todos los tiempos. Si hoy fuéramos capaces de escuchar las preguntas, muchas veces mudas, de los pobres heridos por la vida y por nuestras estructuras de pecado, podríamos tener un atisbo de luz para esclarecer muchas de las crisis de nuestro tiempo, que seguirán incomprendidas mientras no aprendamos a leer las palabras grabadas en la piel de las víctimas.

Leer más...

Las parteras de Egipto

lasparterasdeEgipto

Luigino Bruni - abril 2017

Editorial Ciudad Nueva Colección "Biblia y temas de hoy"

Lee las primeras páginas

Más información...

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

El valor de los valores

argiolas tapawebGiuseppe Argiolas

Editorial Ciudad Nueva, Buenos Aires 2016

Leer más...

La destrucción creadora

Destruccion creadoraLuigino Bruni

Editorial Ciudad Nueva, Buenos Aires 2017

Leer más...

El árbol de la vida

ElarboldelavidaBruni, Luigino

Editorial Ciudad Nueva, abril 2016

Colección "Biblia y temas de hoy"

Leer más...

memoria 2014 15 250

Un año de vida de la EdC, estrategias y perspectivas de futuro. Descarga la   pdf Memoria EdC 2014/2015 (2.66 MB)
Ir a la versión online

Nairobi 2015: un lugar dedicado a todos los contenidos

Logo sito Nairobi rid modIntervenciones y experiencias  (vídeos y textos), galería fotográfica, powerpoints: todos los contenidos  para revivir los acontecimientos en Nairobi 2015

Ir al lugar    Ir a los contenidos del Congreso EdC  Ir a los contenidos de la Escuela de EoC  

Galería fotográfica Congreso EdC 2015

150531 Nairobi Congresso EdC 76 rid modMariápolis Piero, Nairobi (Kenia)
27-31 mayo 2015

ir a la galería fotográfica

Vídeo Resumen 2014 EdC España

365!La EdC en España va abriéndose camino!

Revive con nosotros los buenos momentos pasados juntos en este 2014.

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Por una economía del bien común

por-una-economia-del-bien-comun ridZamagni, Stefano

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2012

Leer mas...

RSS - suscríbase

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.