Una crisis no sólo económica

Este año ha estallado la primera gran crisis de la economía globalizada; una etapa del capitalismo ha agotado su capacidad creadora

por Luigino Bruni

publicado en: Città Nuova n.24/2011 del 25/12/2011

Borsa_Francoforte_ridEste año ha estallado la primera gran crisis de la economía globalizada. Esta crisis nos dice que una etapa del capitalismo, la del capitalismo individualista-financiero, ha agotado su capacidad creadora e innovadora y por lo tanto debe evolucionar rápidamente. Las finanzas creativas e innovadoras han permitido al Occidente industrializado (Estados Unidos y Europa) aumentar su nivel de vida a pesar de que en los últimos 20 años su economía real entró en una profunda crisis a causa del legítimo crecimiento de China, Brasil e India.

Pero la crisis económica de estas últimas décadas hunde sus raíces en una crisis más profunda, occidental, espiritual, social y motivacional. De esta segunda crisis se habla poco, demasiado poco, pero si Europa y Estados Unidos no son capaces de superar la falta de entusiasmo y de hambre de vida que hace tiempo se insinúa en sus personas e instituciones, no habrá medidas económicas o reformas financieras capaces de sacarnos de ahí. A la economía, antes que los gobiernos y las instituciones, la mueven las pasiones y los ideales de los ciudadanos que hay que relanzar hoy en un nuevo humanismo, que responda al nihilismo consumista con nuevos valores capaces de futuro y de felicidad individual y pública. El excesivo endeudamiento privado (EEUU) y público (Europa) no es la causa de la crisis, sino su efecto, puesto que nos hemos endeudado ciertamente por despilfarro, vicios civiles y mala administración, pero también por algo más serio.

En un mundo en el que las relaciones y las comunidades se empobrecen, respondemos a estas nuevas carestías de bienes relacionales consumiendo más cosas y cuando el dinero se acaba o nos lo ofrecen a bajo costo, nos endeudamos. También creamos (en los países del sur de Europa) un estado hipertrófico como respuesta, equivocada, a la necesidad de salvar algo de la comunidad de la que todavía sentimos una cierta nostalgia en el ADN de nuestras culturas meridionales.

Nos espera un  2012 difícil y lleno de retos, porque esta crisis no es de las que pasan pronto. Pero, como ocurre en todas las crisis individuales y colectivas, las épocas difíciles y duras pueden convetirse en un tiempo favorable para echar mano de nuestras energías más profundas y tal vez redescubrirnos mejores.

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 486 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.