Francia, a la conquista de las empresas italianas

Primero fue Bulgari y ahora Parmalat. Las multinacionales francesas van a la caza de las principales marcas italianas. ¿Qué le está pasando a nuestro mercado? Entrevista con el economista  Alberto Ferrucci

Francia, a la conquista de las empresas italianas

Parmalatpor Sara Fornaro

publicado en: cittanuova.it el 23 de marzo de 2011

¿Las empresas italianas son muy atractivas para los inversores extranjeros o es que no conseguimos protegerlas?

«Las empresas no pertenecen sólo a sus accionistas, sino a todos los que han creído en ellas arriesgando su dinero. Habitualmente estos son la mayoría, pero no cuentan mucho porque son una mayoría fraccionada y desorganizada. También son de los bancos, que prestan los recursos para que puedan funcionar, y de los trabajadores. Si se marcharan todos a la vez, la empresa desaparecería.

Las empresas también son de quienes ya no trabajan en ellas, pero han utilizado todo su ingenio para hacerlas prosperar, tal vez inventando sus productos sin recibir suficiente retribución por su compromiso. Son de los proveedores y clientes, que con su aprecio por la marca de la empresa constituyen su principal riqueza. Por último, son también del territorio en el que actúan, que pone a su disposición las infraestructuras y el trabajo y soporta su impacto ambiental. El actual sistema económico de mercado parece olvidarse de todo esto para dejar que el destino de una sociedad lo decida únicamente la mayoría de control, que a veces termina en manos de financieros, no importa de qué nacionalidad, que gestionan los capitales de quienes buscan una remuneración superior a la tradicional. Financieros cuyo único objetivo es el de acrecentar el valor de las acciones para volver a venderlas, sin preocuparse demasiado por el futuro de la empresa. Para tener éxito descuidan la historia y la tradición empresarial, eliminando cruelmente las actividades que no dan beneficio inmediato. Para aumentar el valor de las acciones ofrecen dividendos que sería más prudente utilizar en la inversión y creación de puestos de trabajo. Transforman lo que era un bien social en un pasatiempo para gente sin prejuicios, a los que solo les importa la ganancia. No importa la nacionalidad de quienes así se comportan. En el pasado más o menos reciente podemos encontrar ejemplos de elegantes y sofisticados empresarios y financieros italianos, excelentes oradores, que están desplumando poco a poco a las que fueron grandes empresas públicas, creadas con los ahorros y los impuestos de los ciudadanos. Lo que importa no es la nacionalidad de quien compra la mayoría de control de una empresa, sino si son propensos a la inversión industrial o a la especulación».

Para contrarrestar el asalto a Parmalat, el ministro Tremonti está estudiando un decreto "anti-extranjeros" basado en el modelo francés. ¿Estamos ante una medida correcta o es un intento proteccionista y anacrónico?

«Los padres franceses, italianos y belgas de Europa pensaron en un mercado común europeo en el que este tipo de discriminaciones no tuviera sentido y en el que lo importante fuera la defensa del valor social de la empresa, garantizada por el Estado con sus instituciones. Pero estamos lejos de estas preocupaciones. El ministro Tremonti quiere actuar en sentido contrario, echando la culpa de la falta de desarrollo económico en Italia al artículo 41 de la Constitución, en lugar de echársela a los impuestos sobre el trabajo y a la escasa formación, investigación y tutela de los jóvenes. El artículo que se propone modificar dice textualmente: “La iniciativa económica privada es libre. No puede ejercerse en contra de la utilidad social o de forma que produzca daño a la seguridad, la libertad y la dignidad humanas. La ley establece los programas y controles oportunos para que la actividad económica pública y privada pueda ser dirigida y coordinada hacia fines sociales”».

Volviendo al modelo “proteccionista” francés, están los casos de Ferrovie dello Stato, que se queja del obstruccionismo del mercado francés y de Autostrade per l'Italia, que ha visto cómo se anulaba el concurso que se había adjudicado para gestionar el tele peaje en Francia. ¿Cómo pueden las empresas italianas seguir siendo competitivas y eludir estas prohibiciones?

«Es cierto que en Francia el Estado ha estado tradicionalmente más cerca de la industria que en Italia. Yo he conocido empresas francesas que siempre salían favorecidas porque sus embajadores sabían llegar antes que los propios empresarios, animando a los posibles clientes con suministros o favores que sólo los gobiernos pueden ofrecer. Puede ser que responder con un comportamiento proteccionista como el suyo sirva como arma de negociación para alcanzar una mayor apertura recíproca. Pero tengo que reconocer, por experiencia directa, que en los últimos años los agregados comerciales de nuestras embajadas están más atentos a facilitar lo más posible la labor de los empresarios que quieren exportar o abrir iniciativas en el exterior. Sin embargo, en mi opinión se trata más de un signo de buena voluntad de los funcionarios que de una nueva política de nuestro gobierno, que, para recortar gastos, está fusionando la actividad de las embajadas con la del Instituto de Comercio Exterior».

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 553 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.