Memoria Edc 2012-2013

Microfinanzas,una apuesta ganadora

Cuando el riesgo de la banca asume un gran valor humano en beneficio del crecimiento conjunto de una comunidad.

por Emanuela Maria Cavaleri

de la Memoria EdC 2012-2013, sobre "Economía de Comunión - una cultura nueva" n.38 - diciembre 2013

Emanuela Cavaleri rid

Melanie es una muchacha de 23 años. Vive en una pequeña ciudad de Filipinas y todos los días por su trabajo recorre numerosos kilómetros y se cruza con las vidas de decenas de mujeres “empresarias pobres” que, gracias a los micro-préstamos que Melanie les ofrece, pueden hacer crecer sus actividades y ser creadoras de riqueza. Melanie es empleada de banca, pero no trabaja en un banco cualquiera, sino en el Bangko Kabayan, que, además de ser un banco rural de éxito, es tambien una empresa de EdC.

El pasado verano, durante mis estudios en cooperación internacional, tuve la oportu-nidad de pasar dos meses de prácticas en el Bangko Kabayan y pude ser testigo de la extraordinaria misión de ayuda a la comunidad que realiza este banco a través del trabajo de Melanie y de tantos otros.

Los préstamos de las microfinanzas, que se conceden a personas individuales o a grupos (compuestos principalmente por mujeres) son tal vez los instrumentos más interesantes y más delicados con los que el Bangko Kabayan realiza su misión.

«Las microfinanzas son una ciencia exacta – me explica Teresa Ganzon,
que administra el banco junto al marido Francis –; basta que algunos clientes comiencen a no reembolsar los prestamos a tiempo para que el banco incurra en costos elevados». Estos préstamos son de pequeño monto (normalmente no superan los 300 euros), generan un interés muy bajo para el banco (alrededor del 2% mensual) y son otorgados sin garantías.

El banco, sin embargo, apuesta mucho en términos de costos para poder ofrecer este servicio y, al mismo tiempo, debe prestar atención para no poner en peligro los ahorros de sus clientes. Hasta ahora la apuesta del Bangko Kabayan al conceder estos préstamos se ha revelado acertada. Los clientes reembolsan el dinero con regularidad y son capaces de desarrollar sus propias mini-empresas e incluso ahorran un poco. La disciplina y el sentido de la responsabilidad que estos clientes descubren y cultivan en sí mismos son, además, motivo de gran orgullo para ellos y para el banco, al igual que la relación de confianza reciproca que se instaura día tras día.

Ha sido para mi un gran privilegio encontrarme con esta realidad y conocer personalmente a algunos de los extraordinarios “ángeles del focolar” (así se les llama a las mujeres que componen los grupos de préstamos del Bangko Kabayan) a los que el banco ayuda. Ha sido una gran alegría formar parte durante algunas semanas de la gran familia de esta empresa.

En seguida descubrí que la cultura filipina hace de la hospitalidad y del cuidado de las relaciones humanas sus puntos cardinales, y esto se experimenta en modo especial en un ambiente como el del Bangko Kabayan. Aquí los valores culturales encuentran y tiñen de vida vivida los valores inspirados en la EdC sobre los cuales el banco se funda: unidad, integridad, excelencia en el servicio, fe en la Providencia y sobre todo esfuerzo por el desarrollo de la comunidad, una comunidad que desde hace más de cincuenta y seis años no deja de mostrar su reconocimiento.

Un ejemplo de microcrédito

Report 2012 2013 Bangko Kabayan01

Desde junio de 2012 el Bangko Kabayan Branches ofrece un producto de microcrédito agrícola que se propone extender los servicios financieros a cultivadores directos, pequeños criadores de aves y animales, pescadores y otros operadores en el ámbito de la pesca. El objetivo es financiar la producción de arroz y otros cultivos alimenticios, así como sostener la pequeña pesca y la ganadería.

Enrico y Virgie Enríquez son agricultores desde hace 7 años: cultivan melones amargos en unas 3 Has. de terreno alquilado en Barangay Pinagbayanan, San Juan, Batangas. Por cada hectárea pagan 225 dólares al año de alquiler. Enrico Enríquez es miembro activo de la asociación local de agricultores y frecuenta los seminarios del Departamento de Agricultura para mejorar sus capacidades como agricultor. Un hermano suyo también es cliente del microcrédito del banco y todos los miembros de su familia son agricultores.

Los Enríquez están ahora en su cuarto ciclo de préstamo con el Bangko Kabayan. Gracias a ello han sido capaces de poner en marcha en un año dos pequeñas empresas que actúan de forma complementaria.

Su primer préstamo en julio de 2012 fue de 455 dólares. A éste le siguió otro de 900 dólares en septiembre y un tercero de 1.135 en enero de 2013. El pasado mes de febrero inauguraron una pequeña tienda delante de su casa. El coste total del proyecto fue de 1.360 dólares. Hoy las ventas diarias rondan los 91 dólares. En junio de este año han obtenido un nuevo préstamo de 1.135 dólares para comprar una mesa de billar de segunda mano con la que generarán unos ingresos añadidos de 15 céntimos por partida. Hoy la renta diaria que se deriva de ello asciende a 15 dólares. Con estos flujos de ingresos, el año próximo los Enríquez estarán en condiciones de enviar a su hija Angelica a la universidad.

A través de este nuevo proyecto de microcréditos agrícolas, el Bangko Kabayan está en condiciones de llegar a un sector que representa el 70% de la población rural filipina, con frecuencia la franja más explotada. Algunos clientes, después de varios ciclos de préstamo, pasan de ser deudores a depositantes.

Escuela 2014

También en 2014 continuará el proyecto "Jóvenes y EdC"que permitió en 2013 la realización de varias Summer School de ámbito nacional e internacional. En 2014 están previstas la tercera edición de la Summer School (en Francia, París, a finales de agosto), una Summer School en Méjico y otra en Kenia, en Nairobi. También se propondrá en Loppiano la tercera edición de la escuela-taller de EdC.

 

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Seguici su:

¿Quién está conectado?

Hay 672 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.