Amar a la empresa del otro como a la de uno mismo

24 meses después de la asamblea del 20º aniversario del proyecto EdC, un primer balance de los objetivos alcanzados y las perspectivas abiertas.

de Alberto Ferrucci

de Memoria EdC 2012-2013, en "Economía de Comunión - una cultura nueva" n.38 - diciembre 2013

Report 2012 2013 Alberto Ferrucci

Cuando en 2011 celebramos el 20º aniversario del proyecto Economía de Comunión, nos propusimos algunos objetivos concretos: el crecimiento del número de empresas de la EdC, la extensión del rescate de la indigencia a todos los prójimos, la colaboración con quienes trabajan por una economía más humana y la intensificación del diálogo con la cultura contemporánea.

¿Dónde nos encontramos ahora? En Italia se ha creado la AIPEC (Asociación Italiana de Empresarios por una Economía de Comunión) con 140 socios, en el Polo Lionello ha nacido la Escuela de Economía Civil, se multiplican las entrevistas a nuestros empresarios en periódicos y televisiones y un diario de tirada nacional publica todas las semanas un editorial con nuestra cultura, que se difunde a través de la web en seis idiomas. En los Estados Unidos la empresa Company Cube ha desarrollado una aplicación móvil para Android que propone cada día un aspecto de la EdC para vivirlo.

Un estudio detallado sobre el rescate de la pobreza indica una reducción del número de indigentes que reciben ayuda pero muestra también la falta de información para interpretar correctamente tanto este hecho como el grado efectivo de adhesión al proyecto de las empresas y el destino real de todos los beneficios compartidos por ellas.

Aspectos positivos y carencias que exigen una estrategia más atenta, que se ha tratado de definir a lo largo del año, siguiendo la invitación del Papa Francisco de dar prioridad a quienes actúan en las periferias. En nuestro caso, hemos tratado de comprender cómo servir mejor a los indigentes, a las empresas y a la sociedad de hoy, escuchando con atención a quienes trabajan en las empresas, detrás de los pupitres y las cátedras de las universidades y en el voluntariado de las comisiones y las asociaciones de la EdC.

Después de varios encuentros en los distintos continentes y después de la profunda reflexión Report 2012 2013 Gruppo Portogallo conjunta en un encuentro final en Portugal, se está diseñando una estrategia más consciente, capaz de superar las carencias en el servicio a los indigentes y a las empresas, hasta ahora demasiado solas en su lucha diaria. No hay que olvidar que Chiara Lubich, cuando confió su economía «a los más expertos de entre nosotros, dotados de talento», a los empresarios, la definió como un «compromiso para crecer juntos».

Así pues un futuro hecho de empresarios que ya no estén solos, empresarios solidarios en el «amar a la empresa del otro como a la de uno mismo», conectados en red para desarrollarse mejor, dando prioridad, antes incluso que a los beneficios comparti-dos, a la creación de puestos de trabajo. Empresarios ayu-dados en su compromiso por las comisiones y asociaciones, utilizando incluso recursos co-munes para ofrecer un mejor servicio, de forma que puedan poner a disposición sus capa-cidades para actividades de formación o para proyectar y asistir el crecimiento de nuevas empresas también en otros países.

Los primeros signos visibles han sido el lanzamiento en los parques empresariales del Proyecto Erasmus para empresarios y la creación de un software para la recogida internacional a través de la web de datos de las empresas adheridas y simpatizantes, de los talentos compartidos por empresarios y consultores, de las necesidades de los indigentes y del destino de los beneficios.

 

 

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.