Los jóvenes, protagonistas en Rio Grande do Sul

Se ha desarrollado los días 18 y 19 de septiembre el Congreso EdC del Sur de Brasil

Los jóvenes, protagonistas en Rio Grande do Sul

por Roselí y Armando Tortelli

100917_Sul_04Los jóvenes han sido los protagonistas de este congreso, participando en primera línea ya desde su preparación, mediante la elección del título del congreso y de los temas, en un verdadero trabajo de equipo en el que han colaborado las 4 comisiones de la EdC que componen la zona del Sur de Brasil. Esta es la principal novedad de este congreso que ha tenido lugar en el Centro Mariápolis Arnold de São Leopoldo - Rio Grande do Sul.

 

116 participantes de 27 ciudades: estudiantes, profesionales, empresarios, personas que reciben ayuda del proyecto, estudiosos… Aunque el congreso estaba teóricamente reservado para personas que ya participaban en el proyecto, había unas diez personas que participaban por primera vez. Volver a escuchar a Chiara Lubich en su discurso de lanzamiento de la EdC en 1991 y en el de Estrasburgo en 2001 ha sido revivir una vez más la explosión de una nueva “bomba”: entusiasmo, luz, esperanza… conversión.

Varios expertos, todos ellos jóvenes, esta es la novedad, han desarrollado los temas de profundización del congreso.  Maria Helena Fonseca Faller, con el  tema 100917_Sul_03sobre “El sí de los hombres a una inspiración para la humanidad:  20 años de EdC”, ha puesto de relieve el crecimiento y la madurez alcanzada por la EdC en estos 20 años ; Cristina  Botti de Souza Rossetto ha hablado de  “Los pobres y la EdC, proyectos de desarrollo”; Ana Amélia Nerone Araujo ha compartido su experiencia de investigación científica sobre EdC y derecho. Muy dinámica ha sido también la presentación del “Perfil del empresario de la EdC” realizada por Armando y Roseli Tortelli y por Mauricio Serafim.  Completaba el programa un diálogo sobre el Polo Spartaco y sobre ESPRI, la sociedad por acciones que lo administra.

Las aportaciones de los protagonistas de la EdC, pobres, empresarios y empleados, han sido abundantes. He aquí algunas de ellas:

Mayara Turatto, tras describir las duras condiciones en las que vive su familia y las enormes dificultades para pagar los cursos universitarios de Administración de Empresas, decía: “Con este proyecto de la Economía de Comunión tengo las mejores condiciones para estudiar y saber que conseguiré terminar estos estudios me da una mayor motivación. Doy muchas gracias a Dios y al proyecto EdC que se que cuenta conmigo para que mi familia tenga una mejor calidad de vida”.

Me doy cuenta de que los valores éticos que he tratado de vivir durante estos diez años en el contacto con todos los clientes y colaboradores, son lo más gratificante de mi trabajo”.  Esto es lo que escribía Eliane Vergani, de la empresa Tulipán, que fabrica pijamas. Y seguía compartiendo una experiencia vivida con una clienta y después con una hermana suya que quiso entrar a formar parte de la sociedad. Con ambas experiencias, Eliane confirma que “esto merece la pena”.

100917_Sul_02Wagnilda Minasi, empresaria de Volar Comunicación, nos dio a conocer todos los detalles de su empresa, desde los comienzos hasta las vicisitudes para conquistar su identidad: “Hicimos todo lo necesario para poner en marcha la empresa de la mejor manera posible, con una investigación de mercado, un proyecto financiero, un plan de marketing y sin embargo sufrimos las típicas dificultades que se presentan en cualquier ciudad del interior del estado. No ha sido fácil, pero poco a poco hemos ido dando a conocer nuestros servicios, conquistando a nuestros clientes por la calidad y los valores que nos caracterizaban”. En su relato quedaba de manifiesto la comunión que se trata de vivir entre todos, la confianza en el Socio Oculto y muchos otros aspectos que constituyen una “auténtica” empresa de la EdC. Al terminar, Wagnilda decía: “Seguimos creciendo, ya que en la medida en que crecen los clientes, crece también nuestra exigencia de profesionalidad, de conocimiento del mercado y de mantenernos siempre al día”.

La fecha del congreso era precisamente el 20 de septiembre, víspera de la fiesta de la independencia del estado de Rio Grande do Sul y por ello las actuaciones 100917_Sulartísticas, que aumentaron la comunión y la alegría de los presentes, eran fruto de la cultura local.

El sábado por la tarde hubo dos encuentros, uno para estudiantes y otro para empresarios. Ahí surgió la idea de realizar en agosto un encuentro en Curitiba para todos los estudiosos e investigadores de la EdC, para todo el Sur de Brasil.

En las conclusiones todos los miembros de las comisiones locales pudieron presentarse y compartir un verdadero momento de familia, donde todo era de todos. En el saludo final, Armando y Roseli Tortelli, en nombre de la comisión de zona, invitaron a todos a no perder “la cita con la historia...”

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 492 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.