Zamagni: Trabajo, desempleo y economía civil

El pasado 2 de octubre en Velehrad (República Checa), Stefano Zamagni intervino en la Conferencia Internacional sobre desempleo y crisis global, organizada bajo el patrocinio de la Comisión Europea 

por Maja Calfova

111002_Velehrad_02_ridUn signo de esperanza y una visión nueva de la economía ha dejado entrever Stefano Zamagni en Bohemia el pasado día 2 de octubre, en su intervención sobre  Trabajo, desempleo y economía civil. Haciendo uso de dos imágenes, la pirámide y la clepsidra, explicó la diferencia entre el mercado de trabajo de “ayer” y el de hoy. “Ayer” (pirámide) eran pocos los que disfrutaban de una posición “alta” en la empresa; “hoy” en cambio (clepsidra) muchos pueden ambicionar esa posición y no existe límite.

Gracias a la globalización, cuando las empresas no encuentran trabajadores super-especializados en su zona, pueden contratarlos en otra parte, incluso en lugares lejanos, y lo hacen porque las personas altamente especializadas aumentan la productividad y los beneficios. Quienes no encuentran trabajo hoy son los licenciados con poca especialización, que están situados en la parte estrecha de la clepsidra. Esto es paradójico, dice Zamagni: “Ayer” el desempleo afectaba a los que no tenían estudios, hoy no encuentran trabajo quienes se quedan a mitad de su carrera académica”.

La imagen de la clepsidra nos ayuda también a entender mejor la desigualdad. “Hoy” las personas super-especializadas piden a la empresa lo que quieren y si no se lo dan se van a otra parte. En cambio, los que se quedan más abajo haciendo trabajos de rutina deben contentarse con un sueldo inferior. “Los ricos de “hoy” son mucho más ricos que los ricos de “ayer” y los pobres son más pobres que los de “ayer”.

Entonces ¿qué podemos hacer? Según el profesor Zamagni un triple plan de acción que contemple tres aspectos: la política, la empresa y la sociedad civil.

La política debe hacer dos cosas: modificar el sistema fiscal (dejando de gravar fuertemente el trabajo y poniendo impuestos sobre los mercados financieros)111002_Velehrad_01_rid finanziari), y favorecer mediante una oportuna legislación la creación de empresas cuyo fin no sea el beneficio, es decir, las empresas sociales.  "La finalidad de las empresas sociales es la creación de puestos de trabajo u otros fines de utilidad social. La empresa social produce una particular categoría de servicios a las personas, tales como sanidad, educación, cuidado de niños y ancianos. Para hacer este trabajo hacen falta personas y no robots o nuevas tecnologías."

El segundo plan de acción se refiere al mundo de la empresa. Ya no basta la “responsabilidad legal”, sino que es necesaria también la responsabilidad con respecto a la sociedad. La auténtica Responsabilidad Social de la Empresa está en crear puestos de trabajo más que en hacer beneficencia. La empresa debería hacerse cargo del destino de quienes viven en su territorio. El otro aspecto es el de la Responsabilidad Familiar de la Empresa. “.... tanto el trabajo como la familia son valores fundamentales: hay que concebir políticas de reconciliación que permitan que el trabajo y la familia avancen en paralelo. Todo esto se da en las empresas de la economía de comunión que, tratando de traducir estos principios y de llevarlos a la práctica, tienen éxito. Tienen dificultades como todos, pero han entendido que la unidad de valores fortalece y sobre todo aumenta la innovación y la creatividad. Porque donde hay armonía hay más innovación y creatividad. La responsabilidad legal (respetar las leyes, pagar los impuestos, no explotar a las personas ni al medio ambiente) ya no es suficiente. Es necesaria la responsabilidad social y sobre todo en relación con la familia. Esto significa valorar el lugar de trabajo

El tercer plan de acción es el relativo a la Sociedad Civil. “Su tarea es agregar la demanda para que se puedan obtener resultados significativos en el empleo.

Al final de su intervención, el profesor Zamagni concluía: “Decidles a vuestros amigos empresarios que vayan a pasar un fin de semana en Loppiano. He visto a muchos empresarios, después de pasar 2 o 3 días en Loppiano, volver a casa transformados. Porque nunca habían pensado que con la actividad de la empresa se pudiera hacer tanto bien y sobre todo vivir con tanta alegría. Darles a los empresarios la posibilidad de hacer el bien y de vivir con alegría es un buen regalo que podemos hacerles”.

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 569 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.