¡Feliz 2016 con el 25 aniversario de la Economía de Comunión!

El 2016 supone las "bodas de plata" de la EdC. ¿Qué subrayar y qué presagiar de los implicados en la EdC? Se lo hemos preguntado a Luigino Bruni, coordinador del proyecto

de Antonella Ferrucci

En 2016, la EdC cumple 25 años. ¿Cómo se abre este hito, tan importante para la EdC?

Logo Edc 25 it rid modSobre todo, con alegría, la alegría de estar vivos y creciendo tras 25 años. Para una persona, 25 años suponen entrar en la vida adulta y profesional; para una realidad colectiva y mundial como la EdC, las “bodas de plata” solo representan la etapa de un camino largo que, sin embargo, nos dice que somos un movimiento con capacidad de prolongarse en el tiempo, que tiene futuro: no el fuego que prende la paja sino un granero que ha recogido mucho heno capaz de alimentar y dar calor.

¿Hay algún aspecto, alguna realidad que te resulte especialmente relevante en este 25 aniversario?

Sí. Habría, por lo menos, tres. La primera son los pobres. Un “primera” que ocupa también un lugar prioritario en mi corazón. Nunca podré olvidar la enorme frecuencia con la que Chiara Lubich, cuando trabajábamos juntos, me decía: “Luigino, tú estudia, estudia, pero nunca olvides que yo he hecho nacer la Economía de Comunión para los pobres”. En una época en la que este capitalismo, que se parece cada vez más a una religión pagana, se olvida de los pobres, centrándolo todo en los nuevos cultos a la meritocracia y a la eficienciaLuigino Bruni AD 2015 rid, nosotros, como economía de comunión, tenemos el deber ético y espiritual de volver a poner a la pobreza y a los excluidos en el centro del sistema económico, político y social. El grado de civilización de un pueblo se mide observando las condiciones de los últimos, de sus derechos, de sus libertades efectivas. La Economía de Comunión ha venido a la tierra para dar, antes que nada, una respuesta al grito de los pobres, que clama justicia y liberación. Este grito siempre ha sido escuchado por los empresarios y por todos los agentes de la EdC. Y han tratado de darle una respuesta pero, en este 25º aniversario, en esta fiesta, deberíamos aprovechar todas las ocasiones posibles para reorientar el punto de mira en la opción por los pobres y ponerla en el primer lugar de la Economía de Comunión. Es verdad que crear buenas empresas es el medio necesario para el fin de la EdC (que es un mundo sin miseria) pero -lo sabemos por la historia- podría ocurrir que el medio se vaya convirtiendo poco a poco en el fin.

¿Y las otras dos realidades?

Sao Paulo 2015 ridLa segunda son los empresarios. 25 años después del lanzamiento de la EdC, se requiere una continuidad pero también un cambio generacional porque aún el pilar del proyecto son los cientos de emprendedores y emprendedoras que se sumaron a la propuesta en 1991. Estos “padres y madres fundadores” aún resultan más que esenciales pero no son suficientes para llegar bien a las “bodas de oro”. Hay una urgente necesidad de que muchos empresarios jóvenes se sumen a la EdC trayendo su entusiasmo, su juventud y su creatividad. Se comprende, por tanto, que la tercera realidad que me ocupa especialmente son los jóvenes. Los jóvenes son el presente, no solo el futuro, porque su presencia hace que todo sea hermoso, alegre, fecundo. En estos últimos años hemos lanzado un proyecto juvenil que está dando buenos frutos y que en 2016 reforzaremos con un gran proyecto de incubadora mundial para el nacimiento de nuevas empresas EdC.

El proyecto de incubadora mundial representa un salto cualitativo de todo el proyecto y por ello hablaremos de él largo y tendido en nuestra página web pero, como conclusión, ¿qué podemos esperarnos de este 25° aniversario?

Unos y otros podemos esperarnos, al menos, dos cosas: por encima de todo, que, como todos los aniversarios, sea un año de la memoria. La memoria, en el humanismo bíblico, no es un simple recuerdo. Ni siquiera una nostalgia del pasado. Es volver con el corazón, sobre todo, con el colectivo, a los momentos de fundación de una experiencia comunitaria, a las grandes promesas, a lo sueñosSao Paulo 02 rid, a la alianza para poder volver a expresar aquí y ahora un nuevo sí individual y colectivo. Siempre debemos renovar la fe porque, como decía el gran Edgar Morin: “Lo que no se regenera, degenera”. El segundo presagio es que 2016 sea un año de relanzamiento de la EdC a todos los niveles pero, también, en el seno del Movimiento de los Focolares, que es el “pesebre” donde nació. Hay muchos jóvenes simpatizantes del movimiento que no conocen el proyecto pero también, quizás, los que llevan más tiempo en el movimiento tienen que volver a descubrir una EdC que, pese a ser el mismo “niño” de 1991, en todo este tiempo ha crecido, ha salido de casa, ha conocido a muchas personas y ha madurado. Que sea un anuncio desde los tejados, a todos, y un año para tener una nueva fe en que la Economía de Comunión no solo es posible sino que es necesaria para nuestro mundo si queremos que nuestros hijos tengan un futuro bajo un cielo más bonito.

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 819 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.