Brasil 2011

Eventos Internacionales

Image

20º aniversario de la EdC en Brasil, del 25 al 29 de mayo de 2011...

Los 20 años de la EdC en Brasil han sido un aniversario importante, no tanto para hacer balance del pasado, como sobre todo para mirar al futuro, a los siguientes 20 años de EdC, desde el 2011 hasta el 2031. En esta página queremos contaros dos importantes actos desarrollados para la ocación: la Asamblea Internacional de la EdC “Protagonistas de una nueva economía hoy” del 25 al 28 de mayo de 2011 - Mariápolis Ginetta (Vargem Grande Paulista) y el acto conclusivo del 29 de mayo de 2011 - Sala Memorial de América Latina (Sao Paulo) - La profecía se hace historia. 20 años de Economía de Comunión.

Aquí podréis encontrar todos los contenidos disponibles en edc-online.org: las encuestas, los textos de las intervenciones, los vídeos, los artículos…

Perspectivas para las Micro finanzas desde el punto de vista de la EdC

Logo_Brasile_2011_rid2Panel 2 "Pobreza y desarrollo", 27 de mayo de 2011. Reproducimos el texto íntegro de la intervención de Teresa Ganzon, Ceo del Bangko Kabajan, Filipinas

Perspectivas para las Micro finanzas desde el punto de vista de la EdC

por Teresa Ganzon

110527_Ginetta_Teresa01_rid

Una de las intervenciones más populares hoy en día en el campo de la pobreza y el desarrollo son las microfinanzas. Su popularidad creció sobre todo después de que su principal impulsor, Mohammed Yunus, así como el banco que fundó, el Banco Grameen, fueran conjuntamente galardonados con el Premio Nobel de la Paz en 2006 “por su dedicación a generar desarrollo económico y social desde abajo

Aunque el aspecto más conocido de las micro finanzas es el crédito, específicamente el crédito para fines comerciales, en su acepción más general se trata de facilitar el acceso de grupos de bajos ingresos a servicios financieros como ahorros, seguros, vivienda y préstamos para educación.

No obstante, brindar estos servicios financieros a los pobres o a las bases puede ser bastante oneroso en términos de recursos humanos por cuanto se debe atender a los clientes y tramitar miles de pequeñas transacciones diariamente. Además, debe haber sistemas para monitorear cada transacción y a cada cliente todas las semanas, para verificar que el dinero prestado se ha invertido en un propósito productivo y para recordar constantemente a los clientes que deben separar un monto acordado cada día o cada semana para pagar el préstamo recibido. Debido a estas costosas intervenciones, el crédito otorgado y cobrado en pequeños pero numerosos plazos conlleva necesariamente altos tipos de interés para ser sostenible.

Pero la genialidad de Yunus se basa en el hecho que no solo le demostró al mundo que prestar dinero a los pobres era algo viable, sino que el crecimiento de su Banco Grameen hasta convertirse en un conglomerado en Bangladesh (principal accionista en la mayor empresa de telecomunicaciones del país y otras empresas conjuntas) también demostró que prestar dinero a los pobres podía ser un negocio muy rentable. Y si bien los primeros seguidores de las microfinanzas fueron las ONG que trabajaban en el campo del desarrollo y, por ende, tenían muy claro su objetivo de ayudar a sus beneficiarios-clientes, con el tiempo, distintas instituciones financieras – desde pequeñas financieras privadas hasta bancos comerciales que empezaron a adquirir bancos rurales de micro finanzas – entraron al terreno de juego sin objetivos sociales claros sino solo por los atractivos márgenes que podía dejar el producto.

Actualmente, se ha comenzado a cuestionar la comercialización de las micro finanzas y sus efectos nocivos para las mismas personas a quienes se quiso beneficiar. El “culto a la escala” o el rápido crecimiento que algunos operadores buscaron, ha sacrificado la calidad del servicio, recortando el tiempo de capacitación de los responsables de las cuentas y utilizando métodos de cobro agresivos, en lugar de educar a los clientes e inculcarles disciplina para que fueran sostenibles en el largo plazo. La entrada de las grandes IMF en el mercado de valores ha forzado la introducción del elemento de la rentabilidad de la inversión expresado en términos financieros en el mercado.

La competencia también ha provocado que los clientes se endeuden en exceso, así como la contaminación del crédito, por lo que actualmente algunos sectores cuestionan los beneficios de las micro finanzas (lo que en muchos casos resulta injusto) por razones políticas, entre otras, y algunos gobiernos intentan regular las IMF.

Esto no significa que las microfinanzas no sean beneficiosas. Es necesario recordar las historias de millones de mujeres y de familias para quienes el acceso a los servicios financieros se ha convertido en un ancla de estabilidad, crecimiento, incluso de transformación y empoderamiento, no solo para sí mismas sino para sus familias e incluso para sus comunidades.

¿Tiene la EdC algo que ofrecer al sector de las microfinanzas y a los profesionales que realmente desean cumplir sus aspiraciones en materia de desarrollo por medio de la prestación de servicios financieros diseñados para los marginados de la sociedad? ¿Cómo podrían los principios de la EdC servir de guía para que las micro finanzas continúen siendo una intervención en favor del desarrollo?

Permítanme retomar algunas de las características del “desarrollo de comunión” mencionadas por Francesco:

1.    La búsqueda del desarrollo integral de la persona en todo momento – es decir, ir más allá de la mera prestación de servicios financieros y canalizar una parte de los márgenes hacia la organización social y la construcción de la fraternidad – por parte del personal de las IMF, los clientes y la comunidad.

A pesar de la presión de la competencia, BK, una institución microfinanciera (IMF) ha optado por la organización grupal en la prestación de micro finanzas, aunque también ofrece una línea de micro finanzas individuales. La constitución de un grupo unido que fomente la solidaridad entre sus integrantes al punto que cada uno esté dispuesto a ayudar a quien no pueda cumplir con sus obligaciones cuando se presenten emergencias, no solo es un trabajo arduo sino también oneroso; la capacitación inicial y continua de un oficial de cuentas que también es un organizador social además de caro, es todo un desafío.

Pero el resultado es poder establecer relaciones más profundas con los clientes y forjar un espíritu de familia con los centros. Los oficiales de cuenta jóvenes han desarrollado un compromiso que incluso los sorprendió a ellos… haciendo largos viajes, caminando bajo las inclemencias, semana tras semana, para reunirse con sus clientes, promover el diálogo, compartir nuevas tecnologías y animarlos, al mismo tiempo que les recuerdan que deben tener la disciplina de pagar y utilizar los recursos de forma responsable. En las asambleas generales que hemos celebrado como compañía a lo largo de los años, casi siempre son los oficiales de cuenta de microfinanzas quienes participan y nos cuenta cómo encontraron un sentido para sus vidas trabajando para el banco.

2.    Adoptar un esquema mental según el cual no “trabajamos para” sino que “trabajamos con” las personas a las que tratamos de ayudar.

Ver a nuestros clientes como clientes y no como beneficiarios es una forma de evitar caer en una actitud paternalista hacia ellos. En todo momento enfatizamos que los negocios que producen los clientes de micro finanzas son los que contribuyen a nuestras ganancias como empresa. Por lo tanto, al igual que con cualquier buen cliente, debemos escucharlos, entender sus necesidades y desarrollar continuamente los productos que ellos solicitan.

Creamos préstamos educativos y micro créditos de vivienda en respuesta a las necesidades expresadas por nuestros clientes durante las sesiones grupales. Estamos firmes en nuestro cometido de ser importantes en sus vidas y brindarles los servicios que requieren.

Trabajar con ellos también significa hacerlos parte del esfuerzo integral de formar a otros después de que ellos se han ayudado a sí mismos. Algunas madres, líderes con experiencia en micro finanzas, recibieron capacitación y también imparten clases de emprendimiento que ayudan a otros a abrirse a más oportunidades de subsistencia, o a hacer crecer aun más sus microempresas. A estas personas las denominamos Oficiales de Desarrollo Comunitario, socias del Bangko Kabayan en la promoción del crecimiento por medio del emprendimiento a nivel local.

Las líderes de los centros también son líderes en sus respectivos barrios o comunidades y en la iglesia local, ya que por ser clientes de micro finanzas han estado expuestas a otras comunidades y acciones que les han ayudado a desarrollar sus aptitudes para el liderazgo.

3.    La EdC como un modelo abierto a todos.

Definitivamente, los principios de comunión, solidaridad e inclusión financiera también son piedras angulares de las micro finanzas. Las experiencias que hemos tenido con nuestros clientes de grupos de bajos ingresos han demostrado que cada persona es capaz de compartir – su tiempo, talento y sí, también sus recursos reducidos financieros ganados con gran esfuerzo, cuando se presenta la ocasión – con los otros integrantes de los grupos o de los centros. Lo que pudo haber iniciado como una relación contractual con el banco, madura con el tiempo hasta convertirse en una relación de confianza. La reciprocidad se establece a medida que los clientes de microfinanzas demuestran que representan la base de apoyo del banco en la comunidad, lo que garantiza no solo su supervivencia sino también su crecimiento.

En resumen, la economía de comunión tiene mucho que aportar a una intervención ya consolidada en materia de desarrollo como lo son las micro finanzas, tanto en términos de mantener la claridad de la visión y la misión, subrayando el “trabajar con” los desfavorecidos y evitando una actitud paternalista, como contribuyendo a una meta general de solidaridad, comenzando con la unidad más pequeña de la comunidad a la que pertenecen.

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Seguici su:

¿Quién está conectado?

Hay 580 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.