Un primer experimento de éxito de la red EoC-IIN, nacido de la colaboración entre AMU y ANPECOM y narrado por sus protagonistas

Tamara Pastorelli

Publicado en Unitedworldproject el 22/03/2017

170118 Eoc iin Profor 01 rid«Miramos a nuestro alrededor y vimos que había muchas personas en situación de vulnerabilidad social» cuenta Maria Clézia Pinto de Santana, responsable de los proyectos de ANPECOM. «Muchas de ellas tenían incluso ideas y ganas, pero les faltaba una formación adecuada para crear y gestionar una empresa. Así surgió la idea de intentar ayudarles, poniendo a disposición nuestra experiencia».

Maria Clézia, “Dima” para los amigos, se involucró de una forma verdaderamente original en el proyecto: «Acababa de jubilarme, después de 40 años de trabajo en un banco que se ocupaba del desarrollo económico de mi región.

Un día recibí una llamada telefónica de ANPECOM, en la que me proponían crear un área que hasta ese momento no existía: “Proyectos”, para dar la posibilidad de que nacieran nuevas empresas inspiradas en los valores de la Economía de Comunión».

Maria Clézia aceptó, pero pidió un poco de tiempo para estudiar el temClezia Pinto 02 rid dxa, pues hasta ese momento su trabajo se había centrado en proyectos exclusivamente del sector agrícola: «Ellos aceptaron y durante el primer año estudié y visité las instituciones brasileñas que trabajan con lo que nosotros llamamos empresas “de impacto social”. Y descubrí que Brasil es uno de los países vanguardistas en el campo de las finanzas sociales»

Dima aprendió el lenguaje que usan estas instituciones, se dio cuenta de que también ANPECOM, para darse a conocer y difundir sus fines, debía aprender a hablar su misma lengua. Finalmente, un año después, afloraron las primeras ideas: «Me di cuenta de que, por ejemplo, en Recife no teníamos muchos empresarios de EdC pero sí varios expertos con buena formación técnica gracias a su trabajo en fundaciones, ONG e instituciones gubernamentales. Podíamos organizar un fin de semana de trabajo juntos y empezar a proyectar».

Este grupo de trabajo tenía claro que, por una parte, quería generar beneficios y, por otra, causar un impacto social positivo. Aquel fin de semana comenzamos a soñar el proyecto de una incubadora de empresas sociales. Llegamos a elegir incluso los criterios de selección de las empresas. Los proyectos deberían proceder de personas que vivían en situaciones de vulnerabilidad social o que pertenecían a una clase de rentas bajas; deberían ofrecer servicios fundamentales para las personas como educación, salud, vivienda, seguridad; y tener como fin último la recuperación de la dignidad de la persona.

170118 Eoc iin Profor 02«Entonces nos dimos cuenta de que ANPECOM no podía hacer una convocatoria pública, pero podía enviar una carta invitando a participar en el proyecto que se estaba configurando como un programa de fortalecimiento empresarial. Recibimos 24 propuestas de siete Estados de Brasil. Seleccionamos 10 de ellas e hicimos un seguimiento de estos empresarios durante tres meses, formándoles técnicamente, presentándoles más en profundidad la Economía de Comunión, y ayudándoles con nuestros consultores a elaborar su plan de negocio».

Durante los tres meses, dos empresas se retiraron. De las ocho que quedaban seleccionamos seis, a las que proporcionamos lo que en Brasil se llama capital “semilla”, es decir el capital necesario para poner en marcha la empresa. Pero Dima precisa: «A todas les hicimos un seguimiento, facilitándoles apoyo técnico y cercanía humana».

Como se explicaba al comienzo, con ANPECOM ha colaborado AMU (Acción por un Mundo Unido), a través de Lía Guillen, que ha seguido el proyecto desde el principio.

«Cada una de las start up de PROFOR tie170118 Eoc iin Profor 03ne detrás un historia muy especial», como  «por ejemplo, la de José Carlos Augusto da Silva, de Igaraçu, en el estado de Pernambuco (en el área metropolitana de Recife). José Carlos llevaba tiempo en desempelo y, desesperado, había decidido marcharse a Sao Paulo para poder mantener a su familia. Pero su amigo y vecino, comprendiendo la situación, le propuso enseñarle su oficio (él era constructor de estructuras en cemento armado). José Carlos aceptó y las cosas comenzaron a ir muy bien. Su vecino le dio también algunas máquinas y puso en venta un terreno para tener un pequeño capital inicial. Después, su amigo-vecino enfermó y José Carlos vivió todo lo compartido casi como una herencia». Lia cuenta que José Carlos presentó el proyecto más estructurado. Se dirigió a PROFOR porque quería realizar el trabajo con más calidad. Puesto que su empresa había nacido de la comunión, quería que pudiera continuar gracias a este valor.

170118 Eoc iin Profor 04Otro participante en el proyecto PROFOR se llama José Roberto Cavalcanti Luna. «Es de Garanhuns, también en el estado de Pernambuco. José Roberto cultivaba fruta y verdura, pero su empresa fracasó porque no podía pagar a los empleados. Entonces les propuso crear una nueva empresa juntos, compartiendo los beneficios, como socios empresarios». De los ocho empleados, siguieron dos. José Roberto comenzó a trabajar la tierra y sus nuevos compañeros se fueron familiarizando con la comercialización de los productos. «Quiere ofrecer un producto distinto: fruta y verdura biológica. Cultivan también productos que no se encuentran en la región, colaborando con un jóven ingeniero agrícola que está experimentando la adaptación de productos procedentes de otros países al clima brasileño. Su actividad marcha muy bien.»

Tan es así que hoy son veintiséis socios y muchos de ellos han participado en PROFOR.

«Para Luciana Santiago Souza Mota, de Salvador de Bahia, el PROFOR ha sido el medio para hacer realidad su sueño» cuenta Lía «Es una madre con 3 niños que, en un momento determinado, se encontró en una situación de dificultad económica. De joven había aprendido el oficio de peluquera. Por una parte, quería sacar partido a sus conocimientos para ganarse la vida, pero no tenía local ni formación empresarial ni recursos materiales».

Para Luciana Santiago Souza Mota, de Salvador170118 Eoc iin Profor 05 de Bahia, el PROFOR ha sido el medio para hacer realidad su sueño», cuenta Lía. «Es una madre con 3 niños que, en un momento determinado, se encontró en una situación de dificultad económica. De joven había aprendido el oficio de peluquera. Por una parte, quería sacar partido a sus conocimientos para ganarse la vida, pero no tenía local ni formación empresarial ni recursos materiales». Cuando Luciana supo del PROFOR, presentó su propuesta y fue seleccionada. Ahora ha puesto en marcha un negocio de estética y coiffeur donde trabajan otras tres mujeres de su barrio. Ha bastado un pequeño “capital semilla” para cambiar su situación, obtener suficientes ingresos para su familia y encontrar una forma de realización personal en el trabajo.

«Hay otras personas, como Jane, que ha participado en todo el proceso pero su proyecto necesitaba una mayor profundización. Jane es una mujer exdrogadicta, que había aprendido en la Fazenda Speranza a hacer pizzas. A pesar de no tener capital inicial, con el asesoramiento técnico que ha recibido ha sido capaz de poner en marcha un servicio de pizzas a domicilio. Gracias a la colaboración con la comisión de EdC de Bahía ha podido crear también un logo y un plan de marketing para su empresa. La experiencia de compartir y los resultados obtenidos han fortalecido a Jane, que se ha dado cuenta de que era capaz de hacer algo importante por sí misma». Por las noticias que llegan de Bahía, gracias al asesoramiento de los expertos de PROFOR, Jane ha desarrollado también una nueva versión del producto, diferente a la habitual, usando ingredientes más saludables. Para dar valor a su pizza, se ha creado un nuevo embalaje y para lograrlo los amigos de ANPECOM han lanzado un original crowdfunding.

170118 Eoc iin Profor 06Tras esta primera edición, el PROFOR ha sido seleccionado a su vez entre instituciones de todo Brasil para participar en el Programa de Incubación y Aceleración de Impacto - edición 2016/2017 – promovido por el Instituto de Ciudadanía Emprendedora de Brasil (ICE), en colaboración con el Servicio Gubernamental de ayuda a micro y pequeñas empresas (Sebrae) y la Asociación Nacional de Entidades promotoras de empresas innovadoras (Anprotec). La finalidad es mejorar la capacidad de impacto social de las incubadoras de empresas en Brasil, donde la empresa se considera indispensable para resolver problemas sociales.

«Para los que formamos parte del equipo de PROFOR, esto nos anima a seguir adelante en el camino que elegimos para contribuir a reducir la pobreza en el mundo. Haber sido seleccionados nos exige más compromiso, dedicación y responsabilidad para con las personas socialmente vulnerables» ha dicho Maria Clézia Pinto «citando al Papa Francisco: no podemos limitarnos a ser buenos samaritanos; es necesario trabajar para construir un sistema que no produzca víctimas».

Un buen resumen del proyecto PROFOR, que comenzó en 2016, es este vídeo realizado en italiano.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

La economía silenciosa

La economia silenciosaLuigino Bruni y Anouk Grevin

Editorial Ciudad Nueva,
Argentina 2017

Cómpralo en Ciudad Nueva

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

Nairobi 2015: un lugar dedicado a todos los contenidos

Logo sito Nairobi rid modIntervenciones y experiencias  (vídeos y textos), galería fotográfica, powerpoints: todos los contenidos  para revivir los acontecimientos en Nairobi 2015

Ir al lugar    Ir a los contenidos del Congreso EdC  Ir a los contenidos de la Escuela de EoC  

Galería fotográfica Congreso EdC 2015

150531 Nairobi Congresso EdC 76 rid modMariápolis Piero, Nairobi (Kenia)
27-31 mayo 2015

ir a la galería fotográfica

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Por una economía del bien común

por-una-economia-del-bien-comun ridZamagni, Stefano

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2012

Leer mas...

RSS - suscríbase

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.