lo extraordinario en lo ordinario

Reina y Luz

Un luminoso retrato, entre el cielo y la tierra, de Reina y Jorge Gutiérrez, empresarios de la EdC de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

Carolina Carbonell

160724 reinayluz1Era un lunes de mayo. Estaba visitando por primera vez Santa Cruz de la Sierra. Podía hacer un recorrido por el centro histórico o visitar el centro infantil “Clara Luz”, en La Guardia, un barrio de la periferia. Opté por La Guardia.

Tomé el colectivo. Al doblar la última esquina, pude reconocer a Reina, de quien había oído hablar mucho pero aún conocía muy poco. Iba a pasar un día en la guardería, a estar “al servicio”, a jugar con los chicos. 

Reina y Ana iban a la Alcaldía. Me presenté y le dije: Reina, vine a ayudar, ¿qué querés que haga? Me miró unos segundos, como tratando de descubrir el lugar adecuado, y con la certeza de que estaba haciendo lo correcto, me dijo: vamos, vení con nosotras.

El motivo de la visita a la Alcaldía era160724 reinayluz5 el de siempre: reclamar por enésima vez los recursos a los que el Centro tiene derecho y que muchas veces, demasiadas, no llegan, o van para otro lado.

El Centro recibe diariamente a 180 niños, tiene 14 docentes a cargo, más las cocineras. Allí los chicos reciben no sólo el almuerzo y la merienda, sino educación, contención y todo el Amor que Reina les ha sabido transmitir y ahora sus docentes, hechas a su imagen. Esta diferencia hace que algunos de los otros centros estén despoblados de alumnos y “Clara Luz” abarrotado.

La espera en la Alcaldía fue larga, como siempre. Más de una vez Reina quiso que nos fuéramos, pero por suerte nos quedamos. Ese día, milagrosamente, consiguió más de lo que esperaba: un reemplazo para una docente, autorización para la participación de 4 maestras en el encuentro de Uniredes, azúcar y gas domiciliario. Hasta ese momento usaban unas pesadas garrafas que cada día tenían que acarrear las chicas. Poco después de regresar al centro, llegó el ingeniero a conectar el gas. Señal de que la reunión había sido un éxito.

160724 reinayluz3Reina y Jorge, su esposo, tienen 4 hijos y 3 nietos  (más otro en camino). Es una hermosa familia a la que todos conocen como “Los Gutiérrez”. Reina y Jorge son empresarios de la EdC. Dirigen la panadería del mismo nombre, “Clara Luz”, que abastece al centro y a otros pequeños negocios de la zona. Por la tarde acompañé a Reina a repartir el pan por los cerros. Mientras andábamos por los caminos me habló de sus hijos, de los sacrificios que habían hecho para que pudieran estudiar, de las hermosas familias que habían formado, de sus sueños y proyectos. Estaba orgullosa.

Mientras tanto, como su asistente, anotaba los pedidos, subía y bajaba las canastas y bolsas de pan en cada parada y Reina me iba contando sobre sus clientes. Cuando llegamos al comercio “El abuelo”, allí lo encontramos sentadito, esperándola como cada día. El abuelo siempre le ofrece algo para tomar o comer sólo por compartir un momento más con ella. Hace poco le contó que se había quedado viudo. Estos son sólo algunos de los bienes relacionales que produce, como su relación con el alcalde o la encargada de los centros de Santa Cruz. ¿Cómo elegís a tus empleados Reina?, le pregunté. Me sorprendió su respuesta: nunca los elijo, siempre me llegan….160724 reinayluz4

De regreso finalmente me llevó a conocer la guardería, me presentó a sus nietitos, su nuera, servimos la leche y jugamos con los niños. Me bastó un día con Reina para conocer a una heroína de película.

El domingo 3 de julio recibí la triste noticia de que había partido al cielo Juan, su hijo mayor.

Inmediatamente quise saber de él y le pregunté a Pablo. Este fue su relato: “Juan estaba casado y tenía dos hijos: un chico de 4 años y una niña de año y medio. Era ingeniero y trabajaba en una empresa petrolera. Era callado, inteligente, y muy servicial. Siempre estaba ayudando a alguien. Recuerdo cuando hacíamos la fiesta de fin de año para los niños: él era el más entusiasta. Tenía una especial sintonía con Reina. Eran casi cómplices de las 'locuras' que ellos sabían hacer. Fue un buen hermano mayor, siempre apoyando a los menores, como a Dani con la construcción de la casa”.

160724 reinayluz2Partió jugando a la pelota.

Su hermano Daniel le escribió: “Ayer se nos fue un ángel. Nos ganó por todas sus bondades y buenas obras que realizó. Ahora nos espera allá en el paraíso”…

En el entierro se sentía una gran familia, que se extendía como esos árboles grandes que hay en La Guardia y llegan muy lejos de las fronteras. Después, un profundo dolor, pero también perfume de paraíso que nos hizo sentir que habíamos despedido a un pequeño santo.

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 790 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.