lo extraordinario en lo ordinario

El juego bueno

Testimonio de Lucas Longhi, joven argentino de la EdC, acompañando a uno de sus trabajadores en la lucha por superar la adicción a los juegos de azar. Empresas que nacen no para acumular bienes, sino para acumular hombres.

Carolina Carbonell

160419 lucas1Mientras en Italia se extendía la campaña “Slot Mob”, que invita a los ciudadanos a defender el “juego bueno contra la pobreza y a luchar contra la dependencia de los juegos de azar”, un argentino que trabaja en una empresa de EdC administrando bares se propuso una operación 1x1, estando “al juego bueno” de la realidad de uno de sus empleados:

«Como todos los días, salí de casa temprano y acompañé a mi esposa a tomar el colectivo, antes de dirigirme a uno de los bares que administro. Cuando llegué, advertí que uno de los empleados no había llegado. Me puse a hacer su trabajo con los otros y dejé mis tareas para después. El muchacho en cuestión ya había faltado al trabajo en otras oportunidades. Yo sospechaba que iba al casino de la ciudad a jugar, por lo que emprendí viaje para ir a buscarlo. Por el camino iba pensando cuáles serían las palabras más adecuadas, la sensibilidad correcta, la sabiduría necesaria... No sabía cómo reaccionaría.

Apenas entré, lo encontré sentado, enviciado con una máquina tragamonedas. Me acerqué despacio y lo saludé. Sus primeras palabras fueron: "Necesito ayuda Lucas; estoy enfermo". Yo le respondí: "no te preocupes, que vamos a salir de esta juntos".

En ese mismo momento decidió dejar de jugar. Fuimos a hacer los trámites necesarios para la autoexclusión (sistema que prohíbe, a petición propia, la entrada en el casino). Estaba avergonzado y dolorido por no poder vencer este vicio. Yo trataba de ser cauto con las palabras para que no se sintiera peor.  Cuando terminamos el trámite lo invité a tomar un café, para poder charlar con tranquilidad y compartir lo más preciado que tienen las empresas: las relaciones humanas que se generan.

Entonces comenzó un camino difícil para él. El juego es como cualquier otra adicción, que requiere esfuerzos desmedidos para salir. Yo sentía que tenía que hacer algo más, tenía que poner en juego la imaginación. Durante dos meses le estuve llamando cada mañana, antes de la hora de entrada al trabajo, y pasaba a verle cada tarde, a la salida de su turno, para asegurarme de que no se fuera al casino.

Pasaron aproximadamente 4 meses. Un día volvió a faltar, pero no fui a buscarle al casino. Él mismo me lo contó al día siguiente. Había que poner a prueba nuevamente la imaginación. Fuimos los dos juntos al casino, renovamos su autoexclusión por otro período y yo también tramité la mía, declarando que también iba a veces por la noche y que no quería ir más. Además, pedimos turno en una psicóloga especialista, que le facilitó algunas sesiones de terapia.

No sé si actualmente sigue yendo o no. Creo que no se termina de un día para otro con estas cosas. Pero lo importante es la relación construida. No se genera confianza para poder hablar estos temas difíciles si de base no existe una relación cercana y verdadera.

Fue una experiencia inigualable, difícil y dolorosa para ambos. Pero estoy agradecido de haber podido vivirla.

Estar pendientes de las personas que nos 160419 lucas2encontramos en el camino de la empresa y que nos regalan sus relaciones, sus virtudes y también sus problemas, nos impulsa a no quedarnos quietos, ni a resolver los problemas con la lógica de mercado, sino a ser creativos e innovar con una nueva lógica de empresa».

Si alguien les preguntara a estas personas que construyen la EdC por qué hacen negocios, por qué crean y conducen empresas, seguramente contestarían: No para acumular bienes, sino para acumular hombres.

.

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 609 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.