buenas prácticas

Testimonios de empresas: Agente de seguros de Lanciano

logo_convention_edc_2011_rid_rid

Especial Convención EdC Italia 2011

Intervención de Ornella Seca

Polo Lionello Bonfanti , 17 septiembre 2011

110915-18_LoppianoLab_13_Seca_ridTrabajo en seguros desde hace más de 30 años. Durante mi vida profesional he desempeñado varios roles: empleada, consultora, colaboradora y en estos últimos diez años agente de seguros.

Cuando se me presentó la posibilidad de asumir el mando de una oficina de una compañía de seguros con tres empleados y dos colaboradores, no tuve dudas: sería una Agencia de Seguros de la Economía de Comunión.

Era el año 2002. Conocía algo de este nuevo estilo de actuar, tal vez poco para una decisión tan importante, pero tenía mucho entusiasmo, ya que pensaba: no sólo puedo dar a conocer a muchas personas la Economía de Comunión, sino que además puedo hacer con mi trabajo algo concreto por los más necesitados.

Esta es una profesión que por lo general se transmite de padres a hijos. Yo no he tenido un padre-agente detrás de mí, pero siempre he estado segura de tener un socio oculto – así llamó Chiara Lubich a Aquel que interviene en la gestión de la empresa – que se encargaría de que no me faltara su apoyo cuando lo necesitara.

Así fue: el aumento de los costos me hizo pensar que debía redimensionar el personal, pero ello podría poner en dificultad a todos los empleados; no sabía qué hacer, así que esperé. Poco después se presentó la posibilidad de integrarnos con otra agencia. El territorio se ha duplicado, así como la cartera de gestión… y el personal.

Desde el primer año decidí que nunca faltaría el tercio – la aportación para mis hermanos necesitados – pero en estos últimos años la reducción de las ganancias podía justificar que reconsiderara esta idea. En cambio, me he reducido el sueldo y esta fidelidad en la aportación de cada año siempre me da una gran alegría, además de lo necesario para cuadrar las cuentas, gracias a contratos no previstos y esto ocurre a menudo.

Problemas no han faltado, muchos y de todo tipo, pero todo el camino está siempre sembrado de experiencias que me ayudan a recordar los rostros de las personas en lugar de las cifras que caracterizan el desarrollo o la disminución de la producción. Como cuando un cliente anciano, después de esperar su turno, preguntó cómo era que las personas entraban encolerizadas y salían sonriendo. O cuando un cliente quería presentar una denuncia por un siniestro que no había ocurrido; le escuché a fondo y luego le disuadí: cambió de idea y se fue agradecido.

El desafío más interesante es transmitir los valores de la EdC a todos los colaboradores, haciendo que los adopten como propios. De este modo, las diversas experiencias de las que provienen son una ocasión para el enriquecimiento recíproco, aprendiendo a escucharse, a dar las propias ideas, a revisar los propios juicios.

Es sorprendente descubrir todos los días que los valores de la Economía de Comunión permiten  establecer relaciones estrechas auténticas tanto dentro, entre todos los empleados, como fuera de la agencia, con los clientes. Es un arma secreta, de comunión, que ayuda también a lograr resultados.

En estos años he ido compartiendo con un colega los fundamentos del proyecto Economía de Comunión, puesto que intuía que estaba muy interesado. Esto ha propiciado frecuentes reuniones y  hace dos años hemos iniciado un programa de encuentros con todos los dependientes y colaboradores de las dos agencias. (en total somos alrededor de 50)

El contacto entre todos los protagonistas de ambas agencias nos ha permitido estar preparados para afrontar los nuevos y difíciles problemas que el mundo de los seguros nos impone (sobre todo este año), buscando juntos soluciones aplicables en una o en la otra agencia. Es más, esta experiencia ha permitido luego la incorporación de una tercera agencia.

El conocimiento del mundo de la EdC durante estos años ha sido tan profundo que este colega ha comprado acciones del Polo Lionello, se ha suscrito con su mujer a “Ciudad Nueva” y el año pasado, después de la experiencia, también quiso donar parte de las utilidades a Acción por un Mundo Unido, AMU. Entre los proyectos propuestos eligió la organización en Brasil de un SEMINARIO de FORMACION SOBRE PROYECTOS de COOPERACION AL DESARROLLO. Sus motivos: es un dinero sobrante de la formación y estoy contento de que vuelva a la formación.

Yo no puedo cambiar la dinámica macroeconómica y hay situaciones en las que sólo puedo mirar sin poder influir directamente en ellas. Pero sí puedo hacer una cosa: puedo actuar en el territorio en el que vivo, a través de mi agencia de seguros con sus 5 oficinas y sus 5.600 clientes, gracias a los 7 empleados y 7 colaboradores que día a día, como pequeños héroes, me ayudan a realizar esta aventura.

Chiara en uno de sus últimos mensajes, en 2007, recordaba algo que hoy  es muy actual: "El trabajo vive hoy una etapa nueva, dolorosa y difícil, pero también cargada de oportunidades… y más adelante … el amor recíproco llevará a los actores de la EdC “a encontrar juntos nuevas formas de organización del trabajo y nuevos modos de gestión… Y finalmente…. La EdC no logrará su plena maduración hasta que el “vino nuevo” del carisma de la unidad no encuentre los “odres nuevos” que le corresponden.”

Estos pensamientos de Chiara han hecho nacer en mí un sueño: estudiar la viabilidad de una nueva compañía de seguros ETICA;  ya sé que es una locura, pero un pequeño grupo ya está trabajando para recuperar el concepto de mutualidad virtuosa y ligarlo a la reciprocidad típica de la Economía de Comunión, con la certeza de que nada es imposible para Dios.

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 499 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.